Mantener al ejército en las calles como parte del Plan Nacional de Paz y Seguridad propuesto por el gobierno, no es la única medida para garantizar la disminución de la delincuencia que sufren transeúntes, pequeños empresarios, comerciantes y transportistas en territorio nacional y que se acentúa de manera significativa en diciembre, aseveró Raúl Sapién Santos, Presidente del Consejo Nacional de Seguridad Privada.

Explica que hay otras acciones a considerar para fortalecer el tejido social y la seguridad pública, como que las organizaciones de la sociedad civil conjunten esfuerzos con los 3 ordenes de gobierno para capacitar mejor a jueces y cuerpos policíacos, con objeto de atender mejor las demandas ciudadanas en esta época del año.

Para Sapién, “acrecentar la certeza jurídica entre los ciudadanos, empresarios, pequeños comerciantes y transportistas ayudará a evitar que repunte la inseguridad en estas fechas”.

De acuerdo con datos de la XVIII Encuesta Ciudadana de Percepción de Inseguridad en México de Consulta Mitofsky, la percepción de la inseguridad entre la ciudadanía se ha incrementado en 86%, siendo el robo a mano armada y el secuestro los delitos ante los que se sienten más vulnerables.

“Diciembre del año pasado fue considerado por el Observatorio Nacional Ciudadano como el periodo con mayor número de asaltos a automovilistas, transeúntes y cuentahabientes y este diciembre 2018, cuando la violencia se ha disparado aún más, no parece que vaya a mejorar”, opinó Sapién.

La proyección de incidencia delictiva que da a conocer el Sistema Nacional de Seguridad Pública, refleja que al menos 65 mil robos serán denunciados ante ministerios públicos durante este mes de diciembre, número superior a los 59 mil 932 denunciados en diciembre de 2017.

Datos de la novena encuesta de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes indican que los robos a tiendas y abarrotes se duplicaron en este sexenio, de 31.1% a 66.1% registrado en noviembre de 2018, número que muy probablemente se elevará este mes de diciembre, conforme hay mayor volumen de transacciones comerciales, reuniones, fiestas, comidas e incluso, cuando muchos ciudadanos reciben su aguinaldo y otras prestaciones laborales.

“La situación es apremiante, el nuevo gobierno tendrá que librar el bache que dejó la administración anterior en materia de seguridad; el cobro de derecho de piso y extorsión a dueños de restaurantes, bares y antros, así como el robo a mano armada a tiendas de abarrotes y el robo hormiga, que dejan en claro el nivel de violencia e inseguridad que vive la sociedad mexicana en su conjunto” agregó Raúl Sapién Santos, Presidente del Consejo Nacional de Seguridad Privada.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here