Los mandatarios de Dinamarca y Austria rompen la unidad de la Unión Europea y han viajado a Israel para crear una alianza entre los tres países para producir e investigar vacunas contra la COVID-19.

El Danés Mette Frederiksen y el austriaco Sebastian Kurz elogiaron la campaña de vacunación de Israel, considerada la más avanzada del mundo, y que le permitirá retomar una vida casi normal con un pasaporte de vacunal.

Kurz dijo que “es importante trabajar conjutamente no solo para luchar contra el virus sino también contra las mutaciones en los próximos años”.

El,canciller austriaco, Sebastian Kurz quien ha sido crítico con la Agencia Europea del Medicamento, a la que tacha de burocrática y lenta en la toma de decisiones para aprobar nuevas vacunas.

A su vez, la primera ministra danesa, Mette Frederiksen, expresó que este encuentro le ha “inspirado para trabajar conjuntamente en materia de investigación y de capacidad de producción.”

Por su parte, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, reveló que hay otros países interesados en unirse a la iniciativa, y anunció su intención de establecer plantas de producción de la vacuna Pfizer en Israel, país que vive tiempos electorales.

Neganyahu ya ha sido señalado por usar discrecionalmente las vacunas para impulsar sus ambiciones políticas, puedes que aún no se definen las acusaciones que enfrenta por casos de corrupción.

Las elecciones legislativas israelíes se celebran el 23 de marzo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here