El canciller Marcelo Ebrard, informó que será entre 11:00 y 11:30 horas de este martes cuando arribe a México el expresidente boliviano Evo Morales y que a él le corresponderá dar su versión de los hechos en Bolivia y decir si así lo desea.

Indicó que México recibirá a Morales conforme lo que establece el artículo 11 de la Constitución y los ordenamientos legales que establecen “proteger la vida de las personas que sean objeto de persecución política y así lo ha ejercido México”, además de que no se revelará su residencia por cuestiones de seguridad.

En la conferencia de prensa mañanera encabezada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, el canciller detalló cómo fue el traslado del expresidente boliviano a México, e indicó que si Morales quiere ofrecer una conferencia de prensa a su llegada al país, se le facilitarán las cosas para que así lo haga.

“No creo que la vida de Evo haya corrido peligro, aunque él será quien informe su versión”, añadió Ebrard, quien dijo que hubo un momento en que ya no se le iba a permitir la salida de Morales de su país.

Explicó que se enfrentaron a una serie de problemas legales con los trámites para sobrevolar el espacio aéreo de varios países.  El avión viajó desde México a Perú e hizo escala en Lima para viajar a Bolivia, donde se negó el permiso para recoger a Evo y el avión tuvo que regresar a Perú y esperar autorización para ingresar a Bolivia. “Ayer nadie nos pudo decir quién está a cargo en Bolivia”, explicó Ebrard.

Ya con Morales a bordo del avión mexicano, la ruta prevista para regresar a México era viajar por Perú y tomar aguas internacionales, pero el canciller peruano notificó a Ebrard que por decisiones políticas el Gobierno peruano canceló el permiso.

Ante la negativa peruana, Ebrard habló con el canciller de Paraguay, que accedió a que el avión mexicano descendiera en Asunción para cargar combustible. De este modo, el avión hizo escala en la capital paraguaya. Sin embargo, Paraguay declinó de último minuto la salida del avión mexicano y gracias a las gestiones de la embajadora mexicana en Paraguay el avión pudo salir de ese país.

Posteriormente, autoridades de Bolivia impidieron que la aeronave mexicana sobrevolara de regreso el espacio aéreo de dicha nación, por lo que se tuvo que solicitar permiso a Brasil y luego a Perú.  Un contratiempo más ocurrió cuando la aeronave partió rumbo a México porque el Gobierno de Ecuador se negó a permitir el paso de la aeronave. Todo un viacrucis.

“Es como un viaje por la política latinoamericana, de cómo se toman las decisiones y los riesgos que se corren”, señaló el canciller comentó Ebrard.

“México está obligado a hacer por la ley y la Constitución de que estén seguros … el Estado lo que tiene que hacer es garantizar su seguridad”, añadió Ebrard Casaubon quien explicó que una solicitud de asilo no se puede revocar y reiteró que Morales fue objeto de un golpe de Estado.

La Secretaría de Gobernación informó anoche que con relación a los recientes acontecimientos en Bolivia y en el escenario de que Evo Morales, además de su condición de asilado político, opte también por la condición de refugiado, lo que procede sería  que la solicitud para que le sea reconocida la condición de refugiado la haga hasta que se encuentre en territorio nacional, ante la Coordinación General de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here