El Índice Chapultepec elaborado por la Sociedad Interamericana de Prensa señala que el continente americano, incluido Estados Unidos, padece “una restricción parcial de la libertad de expresión y prensa”, en donde naciones como Cuba, Venezuela y Nicaragua se ubican en un extremo negativo

El estudio elaborado con la SIP con sede en Miami, será presentado esta semana en la Asamblea Anual 76 del organismo, y señala que el promedio entre los 22 países analizados alcanzó los 51,42 puntos sobre 100, sin que alguno lograra la puntuación necesaria de al menos 81 puntos para estar considerado como una nación con Libertad de Expresión Plena.

Para la elaboración del índice Chapultepec fueron consultados 110 expertos, entre directores de medios, periodistas, abogados, académicos y líderes sociales.

Contrario a lo que sucede en los 3 países mencionados donde se considera que no hay libertad de expresión, países como Chile, Argentina, Costa Rica, Uruguay, Canadá, Perú, Paraguay y Jamaica, tienen una “baja restricción

Asimismo, el índice que analizó el periodo comprendido entre el 1 de mayo de 2019 y el 30 de abril pasado, considera que Brasil y Bolivia sufren una “alta restricción”, al tiempo que Colombia, Panamá, México, Honduras, Estados Unidos, República Dominicana, Guatemala, El Salvador y Ecuador registran una “parcial restricción” para el ejercicio periodístico.

Venezuela es el “peor calificado en la región” con 3,8 puntos, es decir 47,62 puntos por debajo del promedio y 76,2 puntos menos del país mejor calificado, Chile, que con 80 puntos y pese a “conflictos sociales de importancia” roza el rango de plena libertad de expresión.

En cuanto a estados Unidos, la SIP destaca los 49,6 puntos registrados en el país de la libertad y la democracia, con lo que se coloca entre las naciones con una “parcial restricción” de la libertad de prensa y expresión, en un ambiente en el que “prevalece la influencia desfavorable del entorno Ejecutivo” del presidente Donald Trump.

“La estrategia comunicacional llevada a cabo por el presidente Donald Trump ha sido calificada como intimidatoria para los periodistas y amenazante hacia los medios que le adversan”, señala el documento, que matiza que a la larga los medios y periodistas quedan protegidos por “el fuerte y blindado marco jurídico del Estado”.

Sobre Cuba, el documento destaca que el auge de las tecnologías ha permitido que cada vez más voces “se alzan para contar al mundo lo que sucede”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here