Richard Dreyfuss es uno de los actores estadounidenses más reconocidos de nuestro tiempo, y este 19 de octubre cumple 73 años de haber llegado al mundo en Nueva York, donde transcurrieron los primeros años de su vida hasta que la familia decidió mudarse a Los Ángeles.

Su carrera como actor comenzó a penas se instaló de niño en la ciudad californiana, participando en obras teatrales que se desarrollaban en el centro judío de Beverly Hills, hasta que a la edad de 15 años, fue seleccionado para actuar en televisión. Puede decirse que Richard siempre supo que quería hacer con su vida: la actuación.

Se matriculó en la universidad, pero al año siguiente de recibirse tuvo que enlistarse fue llamado en el ejército para ir a la guerra de Vietnam. Sin embargo, se declaró objetor de conciencia, por lo que debió realizar un servicio alternativo como auxiliar en un hospital, mientras continuaba su carrera realizando pequeños papeles de series de televisión.

Para inicios de la década de los años 70, Dreyfuss actuó en varios teatros de Nueva York, tanto en Broadway, como en otros teatros, y aunque ya había tenido algunas intervenciones en el cine desde fines de los años 60 como ocurrió en la cinta El valle de las muñecas y en El graduado, empezó a hacerse conocido gracias a tus trabajos en Dillinger y, especialmente en 1973 con American Graffiti, en la que participó también Harrison Ford y que tuvo un aceptable éxito.

Su primer papel como protagonista lo tuvo en un film canadiense, y se hizo mundialmente conocido gracias a que Steven Spielberg lo llamó para participar en el filme Tiburón, en donde su papel de Hooper, un joven científico experto en escualos, le dio fama y popularidad, que se incrementaría 2 años después cuando  Spielberg lo requirió para otro filme clásico:  Close Encounters of the Third Kind.

Su carrera estaba en ascenso y Richard tuvo un rol estelar en la cinta The Goodbye Girl, con la que obtuvo el Óscar como mejor actor principal, siendo el actor más joven en recibir este galardón.

Para los años 80, Dreyfuss intervino en varias películas sin alcanzar los éxitos que logró en la segunda parte de los años 70 en la taquilla, y en tiempos en los que debió afrontar su adicción a las drogas, que le ocasionaron incluso un accidente automovilístico, entrando a un centro de desintoxicación, lo que le permitió volver al trabajo cinematográfico.

Su éxito ya no fue el mismo pero se volvió un actor confiable, apareciendo lo mismo en el cine, que en televisión y en el teatro. En 1995 fue Nominado al Oscar como Mejor actor y al Globo de Oro por su actuación en Mr. Holland’s Opus.

Desde febrero de 2016 interpreta al estafador Bernard Madoff en el telefilme Madoff, que está basado en el libro Las crónicas de Madoff. Cuentan que ​Dreyfuss es maníaco depresivo y sufre problemas de memoria que le dificultaban aprender textos largos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here