Una joven ucraniana de apenas 19 años vendió su virginidad a un emprendedor alemán por 1,2 millones de euros a través de la agencia de acompañantes Cinderella Escorts.

La exraña subasta revela una preocupante tendencia entre las mujeres de esta industria y el europeo se quedó con su virginidad tras haber propuesto el precio más alto.

El alemán superó a un letrado de Nueva York y a un cantante japonés que ofrecieron por la virginidad de la joven Katya un millón y 800 mil euros respectivamente, según la agencia.

El comprador está dispuesto a casarse con ella o a apoyarla económicamente con unos 10. Ileuros al mes.

La ucraniana explicó los motivos que la empujaron a subastar su virginidad. asegurando que desea vender su virginidad, “porque quiero viajar y vivir una vida lujosa. Es mi cuerpo, mi elección y la mejor decisión para mí”, declaró la joven.

No es la primera vez que la agencia de acompañantes subasta la virginidad.

Otra joven de 19 años de nombre Ekaterina, cuya virginidad es objeto de subasta a través de la agencia a este 19 de enero.

Sin embargo, a diferencia de  Katya,  explica con los fondos recaudados busca “establecer un fondo de caridad para todos los niños que sufren diabetes de tipo 1”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here