Un par de goles de campo y una anotación por tierra fueron suficientes para que los Patriotas de Nueva Inglaterra se alzaran de nueva cuenta con el trofeo Vince Lombardi al derrotar a los Carneros de Los Ángeles por marcador de 13-3 en el estadio Mercedes Benz de Atlanta.

El primer cuarto se fue sin puntos en un cerrado duelo de defensivas que hizo ver mal tanto al ya legendario Tom Brady como al pasador angelino, Jared Goff, y fue hasta la segunda mitad cuando cayeron los primeros puntos.

El patriota Stephen Gostkowski, que había fallado un gol de campo de 46 yardas, no perdonó en un segundo intento de 42, para colocar al frente a Nueva Inglaterra 3-0, pizarra con la que concluyó el primer medio, el de menos puntos en la historia de estos encuentros en la NFL.

La segunda mitad no tuvo muchas variantes y las defensivas siguieron imponiéndose, al grado de que los Carneros no llegaron a la yarda 20 de los Patriotas en prácticamente todo el juego

Los Ángeles quiso despertar del letargo y antes de que concluyera el tercer cuarto, lograron emparejar el marcador a 3 puntos gracias a un largo gol de campo de 53 yardas por parte de Greg Zuerlein.

El partido llegó igualado al último periodo y no se veía por donde se moviera de nuevo la pizarra, hasta que  a falta de poco más de 7 minutos, Brady conecto con  Rob Gronkowski, quien llevó el ovoide a la yarda 3 para que enseguida, Sony Michel perforara por tierra la zona de anotación colocando a Nueva Inglaterra adelante 10-3, ya con el punto extra

Goff puso mover entonces el balón y en la siguiente ofensiva de Carneros, penetró hasta dentro de la yarda 30 de Patriotas, pero Stephon Gilmore interceptó un envío de Gott en la yarda 5 y dio rumbo definitivo al juego.

Patriotas puso en el marcador otro gol de campo para dejar las cosas 13-3  y fue todo. Un juego discreto, con 2 pasadores maniatados, fue definido por las defensivas.   

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here