Para la Coparmex, el Presidente Andrés Manuel López Obrador leyó un discurso en Palacio Nacional, donde resaltó las diferencias entre su forma de hacer política y gobierno y la de las administraciones anteriores, y en donde a juicio de la patronal, no hubo la rendición de cuentas que se espera en el primer corte de la administración pública federal como lo marca la Constitución.

En un documento, Coparmex señala que los retos superan los logros en los temas de Estado de derecho, soberanía entre poderes, respeto a los órganos autónomos y democracia.

Dice que las carencias del Estado de Derecho, como el combate a la corrupción y a la impunidad, no se solucionan por retórica, es necesario hacerlo cumpliendo las leyes para todos sin distingos, con la participación activa de los órganos autónomos como la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Hechos como el memorándum emitido por el Presidente para buscar abrogar la reforma educativa, violentan el Estado de Derecho y ponen en riesgo las atribuciones de cada Poder de la Unión, y hablar de respeto a la democracia cuando desde la oficina presidencial se pretende limitar las operaciones del Instituto Nacional Electoral, o cuando en Baja California el partido del Presidente con su mirada complaciente se apuesta a invalidar el mandato ciudadano, resulta falaz, según los empresarios.

Entre lo positivo de la actual administración, Coparmex destaca el compromiso con la austeridad en el uso de los recursos públicos, el ahorro por 145 mil millones de pesos, así como la colaboración con gobiernos de los Estados para hacer un reparto equitativo de los recursos y favorecer a los estratos de la sociedad que han permanecido desprotegidos.

Resalta el incremento al salario mínimo, el cual desde la Coparmex se impulsó para situarlo encima de la línea del bienestar, aumentando 16% para quedar en 102.68 pesos.

Celebra también la participación del gabinete económico para la preservación y aprobación de las negociaciones que llevaron a México a la conclusión del T-MEC, así como el fin del diferendo entre la Comisión Federal de Electricidad y las constructoras de gasoductos en México.

También destaca en materia de seguridad la creación de la Guardia Nacional para ayudar a erradicar la impunidad y fortalecer la investigación en el ánimo de disminuir los índices en la comisión de delitos, particularmente en las carreteras y ciudades más afectadas por la violencia.

Entre lo negativo que ve Coparmex en el gobierno actual, señala que  la cancelación del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México marcará un hito, lo que a su juicio ha costado la pérdida de confianza y de cientos de miles de empleos, además de miles de millones de pesos que serán pagaderos en varias generaciones de mexicanos, esperando aún que las resoluciones judiciales den el espacio para la rectificación.

Apunta los recortes presupuestales al Coneval y al INEGI, que comprometen la valoración acertada de las políticas públicas y la mejor instrumentación de acciones de gobierno que efectivamente beneficien a las familias mexicanas.

Entre lo preocupante, Coparmex señala la cancelación de la Reforma Educativa, el congelamiento de la Reforma Energética y la finalización de iniciativas sociales como las Estancias Infantiles. Igualmente, en materia de desempeño económico, las constantes a la baja sobre las expectativas de nuestro crecimiento son desalentadoras.

Lo mismo sucede con las cifras de violencia y delincuencia al alza, que abonan a generar un clima de desconfianza e incertidumbre ante la ausencia de una estrategia integral y real, de combate a la criminalidad en México.

Coparmex ve como retos para el Gobierno de México combatir frontalmente la corrupción en todos los niveles y esferas dejando a un lado persecuciones y ajustes de cuenta personales; apuntalar mecanismos como el Sistema Nacional de Transparencia, el Sistema Nacional de Fiscalización y el Sistema Nacional Anticorrupción; frenar los índices de violencia y delincuencia, dejando de culpar a las administraciones anteriores; atender los claros signos de desaceleración e impulsar el crecimiento de la economía nacional; fortalecer la democracia y la participación social, que requiere el México del siglo XXI, y garantizar la tolerancia y las libertades.

Los constantes señalamientos a organismos calificadores, empresas y representantes de los medios de comunicación, incluso mediante adjetivos despectivos, promueven la intolerancia, la división de la sociedad y la afectación de las libertades de los ciudadanos que ejercen su derecho de opinar y disentir.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here