Un grupo de 6 países de la Unión Europea y la Comisión del bloque comunitario, pusieron en marcha pruebas para que las apps de rastreo de casos de coronavirus pudieran operar a través de las fronteras.

Estas pruebas permitirán que los sistemas informáticos que gestionan las apps en República Checa, Dinamarca, Alemania, Irlanda, Italia y Letonia se comuniquen entre sí a través de un núcleo central, y si hay buenos resultados, los viajeros de  estos países podrán utilizar sus aplicaciones para asegurar que se les notifica si han estado en contacto cercano con otro usuario que da positivo, si se encuentran en alguna de estas naciones

Las apps de rastreo aparecen como una herramienta que podría resultar muy importante para frenar los contagios de coronavirus, aunque tendrían sus limitaciones por cuestiones de privacidad, problemas técnicos o falta de interés de los usuarios.

Una de las apps más populares es la alemana, descargada18 millones de veces en un país de 83 millones de habitantes, y hasta ahora, poco menos de 4 mil personas en el país han confirmado que dieron positivo, alertando a otros usuarios con los que tuvieron contacto cercano en las 2 semanas previas de que podrían haber estado expuestos al virus.

Conseguir que las apps funcionen a través de las fronteras ha sido todo un galimatías debido a las diferencias en las leyes nacionales de protección de datos y a los sistemas de rastreo.

Sin embargo, las autoridades señalan que la gran cantidad de gente que se mueve dentro de la Unión Europea hace crucial que las apps nacionales puedan comunicarse entre sí, y los operadores del sistema que comunica las diferentes plataformas, un servidor situado en Luxemburgo, confían en que estuviera operativo el mes que viene.

Otros países que utilizan el mismo sistema descentralizado para sus apps, podrían unirse más tarde, con excepción de Francia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here