Frente a los actos de violencia que 25 mujeres encapuchadas, de la colectiva feminista “Anarcoviolentas”, realizaron en la Fiscalía General de Justica de la Ciudad de México,  el Gobierno capitalino encauzó las acciones de las  manifestantes.

Con apego al Acuerdo para la actuación policial en la prevención de violencias y actos que transgreden el ejercicio de derechos durante la atención a manifestaciones y reuniones de la Ciudad de México, hubo presencia de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México y de la Brigada de Paz Marabunta para establecer el diálogo, así como del Grupo Atenea de la Secretaría de Seguridad Ciudadana.

A fin de contener las agresiones, también estuvo presente el Grupo de Diálogo y Concertación de la Secretaría de Gobierno de la Ciudad de México, que en colaboración con la CDHCM y de Marabunta establecieron el diálogo para la entrega de objetos peligrosos y una ruta para su retiro.

Para resguardar la integridad física de las manifestantes y de los transeúntes, participaron 300 mujeres policías del Grupo Atenea, quienes portaron equipo de protección personal (casco y escudos) y extintores con el objetivo de mitigar cualquier incendio.

Luego de que las mujeres encapuchadas vandalizaron el edificio de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, esta institución informó que ninguna indagatoria se vio afectada pese a que algunos documentos fueron extraídos del Centro de Atención a Víctimas, ya que los archivos que se encontraban sobre la calle Gabriel Hernández fueron reintegrados por el personal.

Al momento de retirarse de la FGJCDMX, las manifestantes se dirigieron hacia avenida Doctor Río de la Loza, dieron vuelta en Niños Héroes, atravesaron Chapultepec, arribaron por Balderas y vandalizaron el Metrobús Balderas, rompieron cristales, realizaron expresiones gráficas y lanzaron piedras contra elementos del Grupo Atenea.

Asimismo, al encontrarse en la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo, las mujeres encapuchadas realizaron pintas en su fachada.

Las autoridades capitalinas, de la Comisión de Derechos Humanos y de la Brigada de Paz Marabunta privilegiaron el diálogo y acordaron con las mujeres que se dirigieran hacia la estación Niños Héroes, del Sistema de Transporte Colectivo Metro, donde se registraron expresiones gráficas, así como en el transborde del Metro Hidalgo.

El Gobierno de la Ciudad de México refrenda su compromiso de garantizar la libre manifestación, por lo que continúa llamando a la sociedad a expresarse de manera pacífica y con apego a la ley.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here