La Organización Mundial de la Salud asegura que la vacuna contra la COVID-19 que Rusia ha registrado tendrá que seguir los trámites de precalificación y revisión establecidos por el organismo.

“Acelerar los progresos no debe significar poner en compromiso la seguridad”, dijo en rueda de prensa el portavoz de la OMS, Tarik Jasarevic, preguntado por la vacuna anunciada este martes por el presidente ruso y que no estaba entre las seis que, la semana pasada, la OMS señaló como las más avanzadas, en la fase 3 de los ensayos, cuando se prueban en grupos grandes de población.

El director general de la OMS citó a tres vacunas que se están desarrollando en China, dos en Estados Unidos (la de Pfizer y la de Moderna) y la británica de la Universidad de Oxford.

El portavoz dijo que se sienten “animados” por la velocidad con la que se están desarrollando varias candidatas y esperan que alguna resulte “segura y eficaz”.

“Estamos en contacto cercano con las autoridades de salud rusas y estamos conversando sobre una posible precalificación de la vacuna, pero, de nuevo, cualquier precalificación de una vacuna incluye una rigurosa revisión y evaluación de todos los datos que se requieren sobre seguridad y eficacia”, añadió.

La Organización Panamericana de la Salud dijo que no adquirirá esta vacuna para la región hasta que no haya sido precalificada por la OMS y haya garantías.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here