La campaña de vacunación contra el coronavirus que se efectúa en Israel permite conocer nuevos datos sobre la eficacia de las vacunas, especialmente de la de Pfizer-BioNTech, primera en ser aprobada y utilizada en el país desde el 19 de diciembre pasado.

El Ministerio de Sanidad israelí asegura que la vacuna de Pfizer es capaz de proteger al 98,9% de la muerte por Covid-19, 2 semanas después de recibir la segunda dosis.

Las autoridades sanitarias israelíes no precisan en un comunicado cuántas personas fueron consideradas en el cálculo de las cifras difundidas, pero señalan que la comparación se hizo entre personas que habían recibido la segunda dosis de la vacuna hace al menos 14 días y quienes aún no recibieron ninguna.

Además del descenso en la mortalidad, la vacuna es efectiva para evitar los casos más graves y las hospitalizaciones. Israel ha identificado una reducción del 99,2% en la cifra de casos graves de la enfermedad y de 98,9% en el número de pacientes hospitalizados a causa del virus.

Asimismo, el número de contagiados entre los vacunados se redujo en un 95,8%, mientras que la cifra de pacientes que presentaron fiebre o síntomas respiratorios bajó en un 98%, según las autoridades sanitarias. De acuerdo con el director general del Ministerio, Hezi Levy, “la vacuna reduce significativamente la morbilidad y la mortalidad y este efecto se puede ver en la información sobre morbilidad en el país”.

El impacto de la vacunación se ha sentido también en la cifra de pacientes graves, que en los últimos 14 días se redujo en casi un 25%.

La campaña de vacunación en Israel se ha convertido en la más veloz del mundo: más del 45% de población —4,2 millones de personas— ha recibido al menos una dosis de la vacuna de Pfizer, mientras que casi 3 millones de habitantes han sido ya inoculados con la segunda.

Todos los israelíes mayores de 16 años pueden acudir a inocularse, después de haber comenzado con los mayores de 60 y rápidamente haber incluido a otros sectores de la población. El Gobierno busca inmunizar a la mayor parte de población a fines de marzo, cuando el país celebrará elecciones.

Asimismo, un estudio del hospital israelí Sheba publicado esta semana en la revista The Lancet ha mostrado que la primera dosis de la vacuna producida por Pfizer disminuyó en un 75% las infecciones de coronavirus al menos 2 semanas después de su administración.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here