El gobierno de facto en Bolivia presentó una denuncia en la Corte Penal Internacional de La Haya contra el expresidente Evo Morales por presuntos delitos de lesa humanidad: se le  responsabiliza de la muerte de al menos 40 personas  por falta de oxígeno medicinal durante la pandemia en agosto pasado

La denuncia presentada ante el tribunal internacional, menciona que el Estado boliviano pide a la Corte investigar bloqueos que, según la Procuraduría del Estaso, se habrían producido en las protestas de agosto en el país, en las cuales se habría bloqueado el paso de insumos necesarios durante la pandemia.

A Procuraduría dice que “este delito se llevó a efecto mediante cercos en las diferentes ciudades del país y bloqueo de carreteras” que “impidieron el paso de suministro de alimentos, oxígeno medicinal, circulación de ambulancias, médicos y paramédicos que resultaban imprescindibles para atender la emergencia sanitaria”.

El país enfrenta un escenario convulso de cara a las elecciones de octubre y  Evo, que se encuentra exiliado en Argentina, fue inhabilitado por el Tribunal Supremo Electoral para participar como candidato al Senado después de que se considerara que el mandarario no podía participar por no residir en el país.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here