En un comunicado, la Confederación Patronal de la República Mexicana afirma que estamos por iniciar las discusiones tripartitas para establecer el nivel que tendrá el Salario Mínimo General en 2021, y apunta que después de 2 años de consenso entre gobierno, sector obrero y sector patronal, se logró que el salario mínimo recupere su valor y supere la línea de bienestar individual.

Recuerda que este año se tomará la decisión en un contexto de profunda crisis económica que ha deteriorado al sector productivo de nuestro País, y donde se experimenta la pérdida de millones de empleos y al menos una década de retroceso en el combate a la pobreza.

Más aún, se espera una recuperación débil y llena de incertidumbre, por lo que se debe continuar con los esfuerzos por fortalecer al salario mínimo cuidando que no se generen mayores presiones al empleo dado el difícil contexto que enfrentamos.

Ahora, el compromiso de poner al trabajador al centro de la política salarial permanece y la Coparmex propone que el salario mínimo en 2021 se ubique en un rango entre 128.15 y 135.83 pesos, lo que protegería su poder adquisitivo sin generar mayores presiones al empleo.

Coparmex recuerda que desde 2016, exhibió la necesidad de una Nueva Cultura Salarial que ponga al centro del debate al trabajador, lográndose a partir de ahí, aumentos anuales al salario mínimo que han recuperado su poder adquisitivo, mismo que había perdido cerca del 65% de su valor en las últimas 4 décadas.

Subraya la patronal que con el aumento de 2020, se pudo superar en 17% la Línea de Bienestar Individual definida por el CONEVAL, y que estos incrementos, permitieron que ningún trabajador formal estuviera en
condición de pobreza, lograron romper con paradigmas que habían estancado a nuestra política salarial.

Destacan los empresarios que los aumentos no generaron efectos inflacionariosy que, a pesar de los aumentos del 16% y 20% en 2019 y 2020, la inflación se mantuvo, en promedio, por debajo del objetivo del Banco de México. No se registraron distorsiones en el mercado laboral como el efecto faro o aumentos en la informalidad.

La nueva propuesta implicaría como mínimo un aumento correspondiente a la inflación (4%) y como máximo un monto de recuperación entre 4.31 y 7.31 pesos, aunado al aumento correspondiente a la inflación (4%).

Añade la patronal que una vez superado el contexto adverso que ha traído consigo el COVID-19, seguirán impulsando aumentos que permitan que el salario mínimo esté por encima de la Línea de Bienestar Familiar, y que
esperan que la decisión sobre el aumento al salario mínimo sea tomada por consenso y considerando las condiciones económicas actuales, como se logró en 2019 y 2020.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here