Una investigadora de la Universidad de Caledonia en las ciudad escocesa de Glasgow, afirma que los niños que pasan demasiado tiempo frente a la pantalla de teléfonos o tabletas corren el riesgo de sufrir fracturas en la adultez.

Skelton, que además es miembro de la Sociedad Nacional de Osteoporosis del Reino Unido y especialista en salud y envejecimiento, asegura que los niños de hoy son bastante más sedentarios que generaciones anteriores, pues tienen menos actividad físicas y permanecen más tiempo frente a sus dispositivos móviles.

Así, sucede que su sistema óseo podría verse debilitado y ser propenso a fracturas antes de lo habitual.

Explica en el diario Daily Mail que se trata de un “problema oculto” que podría convertirse en epidemia, ya que de no cambiar estos hábitos, gran parte de estos pequeños terminarán con fracturas de cadera a los 40 y 50 años, como consecuencia de una osteoporosis

Asimismo, señala que “los jóvenes necesitan moverse y saltar para que sus huesos crezcan adecuadamente, porque la mayoría de ellos se forman hacia la pubertad. Después de los 15 años, no es tan fácil el desarrollo de los huesos y su crecimiento disminuye significativamente”.

Subraya que en la etapa adulta el crecimiento óseo es mucho más lento, por lo que hacer 3 o 4 horas a la semana de ejercicio aumentarían en 3 % la masa ósea, mientras que esa misma carga física en un menor de 12 o 13 años equivaldría a un 10 %.

Los huesos se desarrollan mediante el ejercicio y el consumo de calcio y vitamina D, y se hacen más fuertes en cuanto más se usen. Correr, saltar y escalar contribuyen a su formación.

La especialista invita a los padres de familia a restringir el uso de aparatos electrónicos e imponer pausas a sus hijos cada hora, dedicadas a la práctica de un deporte o cualquier otra actividad al aire libre.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here