El Gobierno de Río de Janeiro, el segundo estado más afectado por el coronavirus en Brasil , inauguró la mañana del 9 de mayo un hospital de campaña en el mítico estadio del Maracaná. Construidas en 38 días, las instalaciones podrán recibir hasta a 400 enfermos.

“La unidad operará inicialmente con una capacidad para 170 camas, siendo 50 de ellas de cuidados intensivos. Las otras 230 [camas] serán entregadas a la población durante la próxima semana.

En total, de las 400 camas, 160 serán de cuidados intensivos”, detalló el Gobierno de Río de Janeiro en un comunicado.

Wilson Witzel, gobernador del estado, afirmó que el hospital de campaña, en el área externa del estadio es “de alta complejidad” e, incluso, más enrevesado que las instalaciones erigidas en Wuhan, China, a principios de febrero.

Los equipos médicos que trabajarán en el Maracaná tendrán a su disposición dos equipos de tomografía computarizada, ultrasonido, hemodiálisis, además de aparatos portátiles de rayos X. El hospital contará también con una computadora que permitirá a los pacientes hospitalizados comunicarse por videoconferencia con sus familiares en casa.

Todos los pacientes que acudan al hospital de campaña de Maracaná recibirán tratamiento de manera completamente gratuita, en el marco del Sistema Único de Salud (SUS) de Brasil.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here