Es evidente que el presidente Andrés Manuel López Obrador entró en apuros ante la sorpresiva renuncia con fuertes apuntes contra su política económica de Carlos Urzúa, quien en una reunión un día antes, se afirma, salió molesto de su entrevista con el mandón de México.

De su texto se trasluce que hubo molestia, enfado y decisión, y sin guardar las formas renunció por el medio de moda que es el que prefiere AMLO, y desde su cuenta de Twitter, lanzó como puñaladas los argumentos que todos conocemos ahora: denunció el delicado conflicto de intereses. Se traduce en corrupción.

La sorpresa, puso en juego la habilidad del Presidente y de inmediato debió avisar a Arturo Herrera, que tomaría los trastos de Hacienda, era el segundo de a bordo, y llamó la atención en su presentación, que asomaba miedo, desequilibrio y hasta ganas de llorar y salir corriendo. Eso pareció.

Esta actitud llenó de memes chuscos las redes sociales y los hábiles críticos gráficos de ese medio se dieron vuelo caricaturizado al nuevo titular de Hacienda, al grado que por la tarde noche se apresuró a presentarse en conferencia de prensa explicando su mentira y con cara de risa.

Entre otras cosas, (seguro le recomendaron) explicó que el cariz que tenía en el video y lo estaba tratando nada más, era transmitir la seriedad que debe tener un secretario de Hacienda”. Él, es risueño natural, lo admite, así que desmintió en ese momento que parecía espantado.

Carlos Urzúa ya pasó a la historia como ex secretario de Hacienda y el nuevo titular comienza su aventura entre los recuerdos de las dos veces que lo desmintió AMLO públicamente a saber:

En un foro el 8 de abril, Herrera reveló que el Gobierno analizaba con legisladores

la integración del impuesto de la tenencia vehicular en todo el país, y al día siguiente, López Obrador aseguró que en su gestión no habrá impuestos nuevos, ni aumento de estos… Desmentido.

Herrera Gutiérrez aseguró en otra ocasión  al diario británico Financial Times, que se suspendería la construcción de la refinería Dos Bocas, en Tabasco, ante la necesidad de destinar más recursos a Pemex… AMLO desmintió.

Ahora Herrera, sabe qué decir y que no, además obedecer ciegamente los dictados que le imponga el jefe, ése es su camino.

rrrart2000@hotmail.com y Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here