Un informe la Organización Internacional para las Migraciones llamado Viajes Fatales y presentado este viernes y en el se señala que cerca de 1.600 niños murieron o desaparecieron entre 2014 y 2018 cuando intentaban llegar solos o junto a sus familias a un lugar que les ofreciera una vida mejor

La información que conforma el reporte la recopila el Proyecto Migrantes Desaparecidos de la OIM, emitiendo su informe anual desde 2014 y el cual  contó este año con la colaboración de la Agencia de Naciones Unidas para la Infancia

Los niños fallecidos forman parte de 32 mil migrantes muertos o desaparecidos registrados en ese periodo, aunque la OIM advierte que los datos son incompletos y la cifra real de víctimas seguramente es mucho mayor, especialmente entre los menores, cuyos casos son menos reportados que los de adultos.

Las cifras confirman que el mayor número de víctimas entre 2014 y 2018 ocurren en el Mediterráneo, con 17 mil 900, sin que se conozca el paradero o se hayan recobrado los cadáveres de 12 mil de ellas.

Ambos organismos de naciones Unidas expresan su voluntad de reforzar esta colaboración para mejorar los datos sobre niños migrantes, incluidos aquellos que se quedan en el camino.  (Efe/Afp)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here