Parte de la vida musical de The Beatles se explica en sus inicios con la presencia de Stuart Fergusson Victor Sutcliffe, quien nació precisamente un 23 de junio de 1940 en la población escocesa de Edimburgo: hace ya 79 años.

Se trata de Stuart Sutcliffe, que formó parte de la banda de Liverpool  pero que muy temprano dejó para hacer algo de lo que más le gustaba: la pintura.

Stuart conoció en su adolescencia a John Lennon, hecho que lo llevó a formar parte del grupo en 1959, y estudió en el Art College de Liverpool, donde a los 19 años fue considerado como el más talentoso y prometedor estudiante de pintura.

Paul McCartney refiere que Stuart vendió una de sus pinturas en 1959 por 65 libras, y que él y Lennon lo convencieron de comprar con el dinero un bajo para unirse a la banda aunque no tocara muy bien. En algunas fotos del grupo en ese tiempo, se le aprecia tocando de espaldas al público para ocultar su falta de dominio obre el instrumento

Luego de tocar en el Litherland Town Hall en el norte de Liverpool, el grupo, llamado en ese momento “The Silver Beatles”, fue agredido cuando salía con su camioneta, y Stuart fue golpeado en la cabeza, incidente que repercutirá en su vida más tarde.

En 1961 el grupo había realizado otra gira por Hamburgo y al final regresó a Liverpool, menos Stuart, quien decidió quedarse para desarrollar más su gusto por la pintura, además de reforzar su relación sentimental con la fotógrafa alemana Astrid Kirchherr, sucesos que lo llevaron a dejar al grupo.

El 10 de abril de 1962, Stuart Suttcliffe murió debido a una hemorragia cerebral, provocada posiblemente por los golpes recibidos en la agresión del año anterior, a los 21 años de edad, y meses antes del lanzamiento en Inglaterra del disco  Love me do.

Al año siguiente de su muerte, The Beatles colocarían en el número uno del Billboard en Estados Unidos por primera vez una de sus canciones: From me to you.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here