Uno de los grupos norteamericanos más exitosos de la década de los 70 y cuya fama rebasó las fronteras americanas fue Bread, agrupación que tuvo entre sus fundadores al guitarrista Arthur Griffin, nacido un día como hoy, 10 de agosto, pero de 1943, y que desafortunadamente nos dejó el 11 de enero de 2005.

Cantante, guitarrista y compositor, construyó un lugar para él en la historia de la música por sus canciones y su trabajo con Bread.

Nació en Cincinnati y creció en Memphis. Desde niño supo lo que quería hacer y sus padres lo inscribieron en un curso de acordeón. Asistió a la escuela High School en Memphis y años después se mudó a Los Angeles, logrando un contrato de grabación con Reprise Records. lanzó sin éxito su primer álbum, Summer Holiday, en 1963.

Conoció a Rob Royer y se convirtieron en colaboradores de por vida como artistas y escritores. En 1968, Griffin y Royer se juntaron con David Gates para formar Bread, contratando al baterista de sesión Jimmy Gordon para su primer álbum y los recitales iniciale hasta que fue reemplazado por Mike Botts..

En 1970, Griffin y escribieron la letra para la música de Fred Karlin para la canción “For All We Know,” que apareció en la película Lovers and Other Strangers, ganando el premio de la academia a la mejor canción. Ésta pieza luego fue versionada por The Carpenters en su tercer álbum.

En 1971 Royer dejó Bread, pero continuó proporcionando canciones co-escritas con Griffin para el grupo, logrando  un número uno en las listas Billboard Hot 100, con la canción “Hazlo Contigo”.

Otros hits por Bread incluyen “nena yo te quiero, “dulce entrega, “Todo lo que tengo”  y pese a que Griffin fue un contribuyente para los álbumes de Bread como escritor y cantante, los número uno del grupo fueron escritos y cantados por Gates, una situación que creó fricción entre los 2​

Después de la publicación de “Guitar Man” en 1972, Bread se tomó un descanso. Griffin grabó un álbum solista, y Bread se volvió a juntar en 1976 para grabar un álbum final, “Perdido sin tu amor”.

Gates, Botts, y Knechtel continuaron grabando juntos en los álbumes solistas de Gates, e inicialmente realizaron giras, lo que condujo a una denuncia legal por Griffin, disputa resuelta hasta 1984.

Prolífico como compositor, y ya como solista, Griffin publicó varios álbumes que no lograron el éxito obtenido con Bread,  y murió de complicaciones por cáncer el 11 de enero de 2005, en su casa en Franklin, Tennessee a los 61 años de edad.

Arthur Griffin nos dejó un legado musical muy importante, como una de las piezas fundamentales de uno de los grupos más importantes de la historia del pop. Bread .

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here