La tecnología también se puede usar en casos extremos y es el caso de Vanuatu, país del océano Pacífico Sur con decenas de islas en una zona de 1.300 kilómetros y difícil acceso, donde solo uno de cada 5 niños recibe las vacunas necesarias para vivir.

Ante ello, Unicef realizó un acuerdo con el Gobierno del país, y entregó vacunas en zonas remotas utilizando drones. Según explica la Unicef en su página web, entregar vacunas en Vanuatu es una tarea extremadamente complicada.

Para garantizar su eficiencia, deben estar almacenadas a temperaturas específicas, algo complicado considerando que para llegar a algunas zonas remotas de Vanuatu se requiere viajar a pie durante varias horas, incluso días hasta destino, además de que las vacunas deben administradas por personal calificado.

La situación llevó a Unicef a utilizar drones para entregar vacunas al ministerio de Salud de Vanuatu, el organismo accedió inmediatamente y acordaron cómo llevarlo a cabo.

Es el primer contrato de este tipo en el mundo. Los drones son propiedad de una compañía australiana llamada Swoop Aero, quien se encarga de operarlos bajo las indicaciones de la Unicef y el gobierno de Vanuatu.

Un primer dron fue usado el 17 de diciembre, con el cual la Unicef en el país recorrió casi 40 kilómetros de terreno montañoso desde la Bahía de Dillon en el lado oeste de la isla, hasta la Bahía de Cook, donde 13 niños y 5 mujeres embarazadas fueron vacunados por una enfermera.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here