Alton Glenn Miller aparece en los libros de historia de la música en Estados Unidos como un legendario de las Big-Band, además de trombonista, arreglista y director de una banda de jazz en la era del swing.

 

Nacido en Iowa el 1 de marzo de 1904, es decir, hace 116 años, se inició en la música cuando su padre le regaló una mandolina, que luego cambió por una corneta Vivió su infancia en Nebraska y Oklahoma hasta que su familia se fue a Colorado, en donde empezó a estudiar el trombón y a tocarlo en la banda de su colegio apenas a los 12 años. Siendo universitario, Glenn realizaba audiciones, hasta que optó por dejar la escuela para dedicarse a la música.

 

Ya como trombonista, Glenn ingresó a la banda del baterista Ben Pollack, en California, grupo en el que tocaba el clarinetista llamado “rey del swing”, Benny Goodman. En 1927 la orquesta llegó a Nueva York y Miller decidió dejarla para tocar por su cuenta en clubes, programas de radio y espectáculos musicales. En 1935, Ray Noble, director británico de orquesta, le encargó organizar una banda de swing. hasta que en 1938 formó la suya, siendo su primer gran éxito “Serenata a la luz de la luna”, que derivó en un contrato en el casino de Glen Island en Nueva Rochelle, en Nueva York.

 

Su orquesta triunfó en las salas de baile y se hizo muy popularidad en Estados Unidos gracias a sus actuaciones en un programa radiofónico patrocinado por la marca de cigarrillos “Chesterfield”.

 

Miller formó una segunda banda en 1937, que captó de inmediato el favor del público, dando paso a varias grabaciones para las discográficas RCA Víctor y His Master’s Voice. Glenn ocupó los primeros puestos de varias listas de música popular desde 1938, y para 1940 el tema “De buen humor” estuvo 15 semanas consecutivas de número uno, seguido de “Tuxedo Junction” que mantuvo a Miller en el número 1 hasta el verano.

 

En 1941 Miller obtuvo el primer disco de oro por “Chattanooga Choo Choo”, y otros temas históricos de Glenn fueron “A String of Pearls”, “Moonlight Serenade” y “Pennsylvania 6-5000”. Por otro lado, “Serenata a la luz de la Luna” es una de las canciones más reproducidas de la historia en Estados Unidos, y  es considerada  la canción representativa de Miller, y una de las más importantes de la historia musical del país.

 

En 1942 durante la Segunda Guerra Mundial, Miller se alistó en las Fuerzas Aéreas y recibió el rango de capitán, tocando para las tropas estadounidenses desplazadas a Europa. Luego de la liberación de París a Glenn Miller hizo gira de 6 semanas en otras ciudades europeas en poder de los aliados.  El 15 de diciembre de 1944, partió en un avión del aeródromo de Twinwood al norte de Londres con rumbo a París, para su gira artística. El piloto John Morgan se dirigía a la ciudad donde sería sometido a corte marcial por acusaciones de traficar en el mercado negro. Los informes indican que había un tercer viajero, el teniente coronel Norman Baesell.​

 

El aparato nunca llegó a su destino. Nunca se encontraron los cadáveres de Miller y sus acompañantes, tampoco se supo el destino de la aeronave o si se estrelló.

 

A pesar de la desaparición del músico, la banda continuó sus actividades bajo la dirección de Jerry Gray hasta el 13 de noviembre de 1945, cuando hizo su última presentación ante el presidente Harry Truman, en Washington.

 

En abril de 1992 a petición de su hija se le puso una lápida en el cementerio Nacional de Arlington, lugar que se destina a los caídos en las guerras y expresidentes de Estados Unidos de América.

 

En solo 4 años Glenn Miller tuvo 16 número uno y 69 hits en el Top Ten más que Elvis Presley (38 tops 10s) y de The Beatles (33 tops 10s).

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here