Un informe dado a conocer hoy por ONU Mujeres destaca entre otras cosas que 17.8% de las mujeres en todo el mundo ha denunciado haber sufrido alguna agresión física o sexual por parte de su pareja íntima en 2018.

El promedio es una media global de mujeres emparejadas con edades de 15 a 49 años, siendo en Oceanía (sin contar a Australia y Nueva Zelanda), donde se registra el mayor índice con una de cada 3 mujeres agredidas, en tanto que la tasa más baja se produjo en Europa y Norteamérica, una de cada 16 féminas.

El informe denominado “El progreso de las mujeres en el mundo 2019-2020: Familias en un mundo cambiante”, detalla que detrás de Oceanía, la mayor cantidad de denuncias se produjeron en el centro y el sur de Asia con 23% de mujeres que aseguraron haber sido agredidas en 2018, África con 21,5%, el norte de África y Asia oriental con el 12,3%, Latinoamérica y Caribe con  11,8%,y el este y el sudeste asiático con el 9% de quejas de mujeres agredidas por su pareja.

El texto constata la diversidad de familias que hay en el mundo y ofrece recomendaciones para garantizar políticas enfocadas en responder a las necesidades de sus miembros más vulnerables, especialmente las mujeres y las niñas.

Asimismo, se señala que las leyes familiares deben reconocer los derechos de las mujeres dentro del matrimonio, el divorcio y la custodia de los hijos, de manera que tengan una mejor garantía para abandonar situaciones violentas o abusivas.

En lo referente a la migración, Naciones Unidas califica como “crítico” que los permisos de residencia de las mujeres no dependan de la situación de sus parejas.

Más aún, propone asegurar el acceso femenino a ingresos independientes, toda vez que “hay muchos indicadores de que las mujeres son cada vez más capaces de ejercer su voluntad y su voz dentro de sus familias”.

Según los datos que maneja ONU Mujeres, 38% de las familias en el mundo están formadas por una pareja con hijos, mientras que las ampliadas que incluyen a otros parientes, como a los abuelos, representan el 27%.

Las monoparentales (son el 8% del total) y están en su mayoría encabezadas por mujeres y cada vez hay más familias formadas por parejas homosexuales.

 La directora ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka, advierte de los esfuerzos para limitar los derechos de las mujeres en nombre de los “valores familiares”. “

El informe sugiere diferentes campos en los que avanzar para adaptarse a estos tiempos cambiantes, como poner en marcha leyes familiares basadas en la diversidad e igualdad de oportunidades, asegurar equidad de género y servicios de alta calidad y accesibles de apoyo a familias y garantizar el acceso a las mujeres a una renta independiente.

Además, el documento aborda la necesidad de atajar las diferencias en el tiempo dedicado a los cuidados en las familias, y reclaman servicios y más presupuesto, así como ampliar las bajas parentales o ayudas para los trabajadores por cuenta propia, incentivando a que se tomen días libres para cuidar de sus familiares.  (ONU/20 minutos)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here