Calvin Richard Klein es uno de los iconos de la moda en el mundo y este 19 de noviembre cumple 78 años de su nacimiento en Nueva York, el 19 de noviembre de 1942.

Poco que decir de su infancia, en la que Calvin fue criado en una comunidad inmigrante de judíos húngaros, y su historial escolar indica que se graduó en el New York’s Fashion Institute of Technology en 1962. El diseño fue algo que lo atrajo desde joven y por ahí encaminó su vida hasta lograr el éxito.

Trabajó en Nueva York vendiendo abrigos en la Séptima Avenida a mediados de la década de los 60m, y para 1968 Calvin Klein fundaba la compañía Calvin Klein Limited, gracias a que un amigo de la infancia le prestó 10 mil dólares para iniciar la operación de la nueva empresa:. su nombre, Barry K. Schwartz.​

Klein alquiló un salón en un edificio para exhibir una pequeña línea de muestras, y ocurrió algo que puede llamarse algo así como “cosas del destino”, ya que el vicepresidente de Bonwit Teller se detuvo en el piso equivocado, vio la línea de Calvin y lo invitó para que llevara sus muestras a la oficina del presidente de esa compañía. Klein encontró la llave y sus ganancias al principio rondaron el millón de dólares; para 1971 alcanzaría los 5 millones en ventas.​

En 1969, Klein apareció en la portada de la revista estadounidense Vogue. El éxito de Klein dentro de la industria de la moda fue el lanzamiento de su primera línea de pantalones de mezclilla en los 70, y hacias 1971, sus diseños de ropa deportiva, chaquetas clásicas y lencería fueron añadidos a su colección de ropa para dama.

Su carrera en el mundo del diseño siempre fue en ascenso. En 1973, Klein recibió el Coty American Fashion Critics’ Award, por su colección de 74 piezas de ropa para dama. En 1977, los ingresos anuales habían crecido a 30 millones de dólares y Klein amplió su oferta mediante licencias para crear bufandas, cinturones, zapatos, lentes de sol y sábanas, entre otros. Poco después, con las licencias de cosméticos, jeans, y ropa para caballero, sus ventas anuales pasaron a 100 millones de dólares.

En 1980, el negocio de los pantalones de mezclilla era la moda y Calvin Klein introdujo los bóxers a la colección de ropa interior para hombre y mujer, la cual recaudaría 70 millones de dólares en un año. En esa década, las ventas minoristas mundiales le reportaron ganancias de más de 600 millones de dólares, sus diseños de ropa se vendían en más de 12 mil tiendas en Estados Unidos y estaba disponible en otros países.

En 1990, se promovió la colección de ropa interior con anuncios espectaculares mostrando la imagen del entonces cantante Mark Wahlberg modelando unos bóxer ajustados junto a la modelo británica Kate Moss, la campaña fue exitosa a tal grado que los bóxers que mostraba Mark fueron conocidos por la gente como los Calvins. ​

En 1993 fue ganador del Council of Fashion Designers of America Award por sus colecciones masculinas y femeninas, y su primera campaña fue con Brooke Shields, quien lucía sus jeans con la frase “nada se interpone entre yo y mis Calvin Jeans”.

La compañía Calvin Klein es conocida por sus llamativos anuncios y ha sido acusada por organizaciones conservadoras por usar modelos aparentemente menores de edad en poses algo provocativas.

Además de la ropa, Klein dio su nombre a una línea de perfumes, que incluyen las fragancias unisex “CK One” y “CK Be”, hoy propiedad de Unilever, además de lanzar las fragancias “Obsession”, “Eternity”, “Escape” y “Contradiction”, al moderno “CK One” y “CK Be”, de Klein, personalizan al hombre y a la mujer modernos.

En  2003, Calvin Klein Incorporated fue adquirida por la fabricante camisas Phillips-Van Heusen Corp., con 400 millones de dólares en efectivo, 30 millones en acciones, así como derechos de licencias y un estimado de 300 millones en royalties sobre las ganancias estimadas de los siguientes 15 años.

La venta incluyó un continuo incentivo económico personal para Klein, basado en las ventas futuras de la marca Calvin Klein.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here