El arte y la cultura en México pierden a uno de sus grandes exponentes en la figura del artista plástico juchiteco, Francisco Benjamín López Toledo, quien murió  este jueves a los 79 años de edad en la ciudad de Oaxaca.

Descrito en un tuit por el presidente Andrés Manuel López Obrador como gran pintor y extraordinario promotor cultural, auténtico defensor de la naturaleza, las costumbres y las tradiciones de nuestro pueblo, López Toledo fue un activista a favor de los derechos civiles y el patrimonio histórico

Creador de belleza plasmada en diversas pinturas, esculturas, grabados, fotografías, y cerámicas, Francisco benjamín obtuvo entre otros reconocimientos el premio anual Federico Sescosse del Consejo Internacional de Museos y Sitios, incorporada a la Unesco..

Nacido en la ciudad de México el 17 de julio de 1940 fue un artista plástico  cuyo arte reflejó un gran aprecio por la estética de la naturaleza, particularmente la de animales, generando además criaturas antropomórficas que incluyó en sus papalotes, libros de artista, máscaras, piezas de joyería y grabados.​

Debido a sus obras, se dice que Toledo pertenece a la Generación de la Ruptura aunque no haya pertenecido históricamente a la misma.​

Entre sus galardones se cuentan también el Premio Nacional de Ciencias y Artes en el área de Bellas Artes en 1998​, y el Premio Príncipe Claus en 2000. En 2007, el consejo universitario de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca lo distinguió con un Doctorado Honoris Causa, por su labor en el mundo de las artes.

Entre sus obras destacan  las plasmadas en Museos de México, París, Nueva York y Filadelfia, así como en la New York Public Library, la Tate Gallery de Londres y la Kunstnaneshus de Oslo, entre otros.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here