Umberto Eco  nació exactamente un 5 de enero,, sí como hoy, pero del año 1932 en la ciudad italiana de Alessandria, considerado ya parte de la historia como un escritor y filósofo italiano, experto en semiótica.

Su padre, Giulio, fue contable antes de la Segunda Guerra Mundial, cuando fue llamado a servicio en las fuerzas armadas, por lo que Umberto y su madre se mudaron a un pequeño poblado piamontés en donde recibió educación salesiana.

Se doctoró en filosofía y letras en la Universidad de Turín en 1954 con un trabajo que publicó dos años más tarde con el título de El problema estético en Santo Tomás de Aquin, y trabajó como profesor en las universidades de Turín y Florencia antes de ejercer durante dos años en la de Milán. Después se convirtió en profesor de Comunicación visual en Florencia en 1966.

E esos años, publicó sus importantes estudios de semiótica Obra abierta (1962) y La estructura ausente (1968), y desde 1971 ocupa la cátedra de Semiótica en la Universidad de Bolonia.

En febrero de 2001 creó en esta ciudad la Escuela Superior de Estudios Humanísticos, destinada a difundir la cultura universal, y  cofundó en 1969 la Asociación Internacional de Semiótica, de la que es secretario.

Distinguido crítico literario, semiólogo y comunicólogo, Umberto Eco empezó a publicar sus obras narrativas en edad madura, y para 1980 se consagró como narrador con El nombre de la rosa, novela histórica culturalista susceptible de múltiples lecturas (como novela filosófica, novela histórica o novela policíaca, y también desde el punto de vista semiológico). Se articula en torno a una fábula detectivesca ambientada en un monasterio benedictino en el año 1327; raducida a muchos idiomas y llevada al cine en 1986 por el director francés Jean-Jacques Annaud.

Escribió además otras novelas como El péndulo de Fucault en 1988, fábula sobre una conspiración secreta de sabios en torno a temas esotéricos, La isla del día de antes en 1994, parábola kafkiana sobre la incertidumbre y la necesidad de respuestas, Baudolino en el año 2000, una novela picaresca también ambientada en la Edad Media que constituye otro rotundo éxito, y sus últimas obras, La Misteriosa Llama de la Reina Loana en 2004 y El cementerio de Praga de 2010).

Ha cultivado también otros géneros como el ensayo, donde destaca notablemente con títulos como Obra abierta en 1962,, Diario mínimo en 1963, Apocalípticos e integrados en 1965, La estructura ausente  en 1968, La Costumbre de casa en 1973,  El signo de ese mismo año, Tratado de semiótica general  e 1975),  Desde la periferia al imperio  en 1977, Lector in fabula` del 79, Semiótica y filosofía del lenguaje en 1984, Los límites de la interpretación  de1990,  La búsqueda de la lengua perfecta en 1994, Kant y el ornitorrinco en 1997 y Cinco escritos morales en 1998.

Umberto Eco es miembro del Foro de Sabios de la Mesa del Consejo Ejecutivo de la Unesco y Doctor Honoris Causa por treinta y ocho universidades de todo el mundo, entre ellas, la Universidad de Lieja, la Universidad Complutense de Madrid, la Universidad de Tel Aviv, la Universidad de Atenas, la Universidad de Varsovia , la Universidad de Castilla-La Mancha, la  Libre de Berlín (1998), la de Sevilla  y la Universidad de Burgos (2013).

En 2000 recibió el premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades. Es caballero de la Legión de Honor francesa.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here