El presidente norteamericano Donald Trump respondió a la promesa de autoridades norcoreanas de hacerle a Washington un “regalo de Navidad” que dependerá únicamente de la política Washington hacia Pionyang.

Expresó a reporteros en su residencia de Mar-a-Lago que “descubriremos qué sorpresa es y nos ocuparemos de ello con mucho éxito”.

“Veremos qué pasa”, añadió Trump, agregando que “tal vez sea un bonito regalo” e incluso especuló que el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, podría enviarle “un precioso florero” en vez de lanzar un misil de largo alcance.

El pasado 3 de diciembre, el vicecanciller norcoreano, Ri Thae Song, recordó que la fecha límite para el diálogo entre ambos gobiernos  es el fin de este año.

Agregó que los norcoreanos “estamos aburridos del canturreo de diálogo que Estados Unidos repite como un papagayo cada vez que se encuentra en un aprieto, y no habrá nadie que le haga caso. […] Lo que falta ahora es la decisión de Estados Unidos y de esa decisión depende totalmente cuál será el regalo de la próxima Navidad”, señaló el funcionario.

Posteriormente, el embajador de Corea del Norte ante la ONU, Kim Song, declaró el 7 de diciembre que la desnuclearización de su país “ya está fuera de la mesa” en las conversaciones con Washington.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here