En una escena más parecida a un acto de campaña y más falsa que un billete de 2 dólares, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aprovechó la celebración de un evento dedicado a la Pascua en la Casa Blanca para hablar con un grupo de niños sobre la construcción del muro fronterizo con México.

“Está sucediendo, se está construyendo ahora”, dijo Trump al grupo de infantes, en su mayoría ignorantes sobre el asunto que les quería “tratar” el magnate.

“Aquí hay un chico que acaba de decir que siga construyendo ese muro. ¿Pueden creerlo?, expresó el presidente estadounidense, para rematar la escena diciendo que ese niño, “algún día será un conservador”.

El presidente olvidó decirle a sus pequeños interlocutores que como parte de sus políticas contra la migración ilegal ha sido separar a centenares de niños de sus padres.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here