Luego de oficializar la victoria en las urnas del presidente Evo Morales en los comicios del pasado domingo, el Tribunal Supremo Electoral de Bolivia anunció que acepta una auditoría de partidos políticos nacionales y de organismos internacionales, para despejar las sospechas de fraude.

De acuerdo con la presidenta del Tribunal, María Eugenia Choque, los miembros del organismo son conscientes de la “situación crítica” generada por las denuncias de fraude desde la oposición boliviana y las dudas sobre todo el proceso que llegan desde el exterior.

Dijo que están abiertos a una auditoría, y expresó la disposición a someterse a un recuento supervisado por organismos como Naciones Unidas, la Organización de Estados Americanos y la Unión Europea, que piden esa auditoría e instan a una segunda vuelta para despejar dudas.

Las sospechas surgen debido a la forma en que se transmitieron resultados entre el domingo y el lunes, que auguraban una segunda vuelta entre Morales y el opositor Carlos Mesa, pero el conteo se detuvo el domingo y el lunes se reanudó para dar el triunfo en primera ronda al presidente postulado por el Movimiento al Socialismo con 47,08% de sufragios por 36,51% de Mesa.

Esta diferencia del 10,57% da el triunfo al mandatario boliviano para ganar en primera vuelta, con 0,57% de margen, pues la ley electoral exige el 50% de los votos más uno o el 40% con 10 puntos de ventaja sobre el segundo para vencer en primera vuelta.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here