Un tribunal de Tokio autorizó este viernes prolongar el periodo de detención de Carlos Ghosn, expresidente de Renault y Nissan, hasta el 22 de abril, en el marco de nuevas acusaciones de presunta malversación financiera.

Al cabo de este periodo, Ghosn podrá ser inculpado y permanecer en prisión a la espera de su juicio, ser detenido de nuevo por otro motivo o liberado sin cargos.

El directivo de 65 años de edad fue arrestado de nuevo el pasado 4 de abril en su domicilio de Tokio, un mes después de su liberación bajo fianza, y se encuentra en la prisión de Kosuge  ubicada al norte de Tokio donde los investigadores de la oficina de la fiscalía le interrogan con regularidad.

Ghosn es indagado por las sospechas de desvío de fondos de Nissan, a través de un distribuidor de vehículos del fabricante en el extranjero, el cual de acuerdo con una fuente cercana al asunto, sería el Sultanato de Omán.

La Fiscalía asegura que, de un total de 15 millones de dólares entre finales de 2015 y mediados de 2018, al menos 5 millones fueron utilizados para su beneficio personal

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here