El australiano Julian Assange, fue trasladado este jueves al área de salud de la prisión británica de Belmarsh, en donde permanece recluido desde el pasado 12 de abril, en espera de una posible extradición a Estados Unidos o a Suecia.

La salud del fundador de WikiLeaks se había deteriorado de manera significativa  durante los casi 7 años que pasó asilado en la Embajada de Ecuador en Londres, y continuó empeorando durante las 7 semanas que pasó en la cárcel, dice WikiLeaks en un comunicado.

Señala además que “ha perdido peso de manera dramática, y la decisión de trasladarlo al área de salud habla por sí misma”, y cuestiona el trato dado  por el Reino Unido a Assange desde su arresto, pues genera muchas dudas para una “nación que respeta los derechos humanos”.

Assange, detenido en el Reino Unido, deberá comparecer ante la Justicia británica el próximo 12 de junio, según determinó este jueves en Londres una magistrada británica. No compareció hoy en una vista preliminar, como estaba previsto, por videoconferencia desde la prisión de Belmarsh por “no encontrarse muy bien” de salud, según explicó su abogado, Gareth Peirce, que lo representó ante la Corte de magistrados de Westminster.

Assange estaba asilado en la Embajada de Ecuador en Londres desde junio de 2012, cuando Quito le proporcionó asilo político para evitar que fuese extraditado a Suecia, y fue arrestado en Londres el  pasado 11 de abril tras ser expulsado de la legación, al retirársele el asilo diplomático y la nacionalidad ecuatoriana.

El australiano está  en la prisión de Belmarsh, en el sudeste de Londres, y la Corte de la Corona de Southwark le condenó a 50 semanas de cárcel por las presuntas violaciones de los términos de libertad condicional que cometió tras asilarse en la Embajada de Ecuador en el Reino Unido.

Asimismo, enfrenta cargos por presunta violación en Suecia, y 17 acusaciones en Estados Unidos por cargos vinculados a violaciones a la ley de Espionaje.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here