La Confederación Sudamericana de Fútbol anunció que la final de la Copa Libertadores entre Flamengo y River Plate fue trasladada a Lima, Perú, cancelándose así la sede original del duelo en Santiago de Chile debido a la crisis social que vive el país andino

El encuentro se llevaría a cabo en el estadio Nacional de la capital chilena el 23 de noviembre, pero la ciudad ha sido el escenario en las últimas 2 semanas de protestas incluso violentas, luego de que un aumento en las tarifas del metro disparara un gran descontento generalizado.

La fecha se mantiene y el duelo se celebrará en el estadio Monumental de Lima, acuerdo tomado entre los representantes de ambos finalistas y las asociaciones de fútbol argentina y brasileña en la sede de Conmebol y tras casi 5 horas de análisis de la situación.

Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol, señaló que “la opción más viable para todos y teniendo las garantías del Gobierno peruano es que se haga el partido en Lima”.

No es el único gran evento que cancela Chile debido a la crisis social. Hace unos días, el presidente chileno Sebastián Piñera anunció que su país no será sede de la cumbre de líderes del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico prevista para el 16 y 17 de noviembre, y la conferencia contra el cambio climático COP25, que se iba a realizar del 2 al 13 de diciembre.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here