Sobre el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, su madre, su esposa y su hermana, fueron giradas órdenes de aprehensión por depósitos a una empresa dada a conocer por Mexicanos contra la Corrupción, que sirvió para la compra de 2 residencias, una en Ixtapa y otra en Lomas de Bezares

Las órdenes de aprehensión dadas a conocer el viernes por el caso Odebrecht están vinculadas con la revelación realizada el pasado 8 de junio por MCCI en torno a la adquisición para la familia de Lozoya Austin de una mansión en Ixtapa, valuada en 1.9 millones de dólares que habría sido pagada con dinero de sobornos.

En la adquisición de ese inmueble participó como intermediario el abogado Juan Carlos Quintana Serur, secretario del Consejo de Administración de Altos Hornos de México.

Los casos de corrupción de Odebrecht y AHMSA se entrecruzan, porque ambas empresas traspasaron dinero a cuentas en Suiza que las autoridades vinculan con pagos de sobornos al exdirector de PEMEX, Emilio Lozoya.

La investigación del caso, que ya fue consignada ante un juez, indica que la adquisición de la mansión en Ixtapa se efectuó mediante transferencia realizada el 5 de agosto de 2013 desde una cuenta bancaria en Suiza a nombre de una empresa offshore creada en Islas Vírgenes Británicas, de nombre Tochos Holding Limited, cuyo presunto beneficiario era Emilio Lozoya.

En el expediente se menciona a Lozoya y a su hermana Gilda Susana como los beneficiarios de la cuenta en Suiza de Tochos. Mediante peticiones de colaboración a autoridades de Suiza, Brasil, Canadá, Estados Unidos, la isla de Antigua e Islas Vírgenes, fue posible reconstruir la ruta del dinero.

La transferencia de Tochos Holding paró en la cuenta 4798-277 en el Bank of Montreal, en Canadá, que las autoridades atribuyen a Nelly Aguilera Concha,  empresaria de bienes raíces residente en Ixtapa, quien transfirió la posesión de la mansión en ese destino turístico a Marielle Helene Eckes, esposa de Lozoya, mediante fideicomiso.

El pago a la dueña de la mansión se efectuó a los 5 días de la firma del contrato de fideicomiso, en el cual se estableció que el valor del inmueble era de 1.9 millones de dólares, que al tipo de cambio en julio de 2013, equivalía 24 millones de pesos.

Aunque la vivienda fue transmitida a favor de la esposa de Lozoya, no se presentó a firmar el contrato, haciendolo a su nombre el abogado de AHMSA, Quintana Serur, quien ha fungido como secretario del Consejo de Administración y emisario de Alonso Ancira, accionista de ese consorcio acerero.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here