La Corte Penal Internacional de La Haya en Países Bajos, recibió un pedido por parte de trabajadores brasileños para que inicie una investigación de  la gestión del Gobierno del presidente Jair Bolsonaro de la pandemia de coronavirus.

En un comunicado de la red de sindicatos Unisaúde, se da cuenta de la primera demanda contra un Gobierno debido al contagio y muerte masivas por deficiencias en el sistema de salud pública de Brasil.

Marcio Monzane, secretario regional de UNI Américas, organización que encabezó la demanda, dijo que

“presentar un caso ante la Corte Penal Internacional es una medida drástica, pero los brasileños enfrentan una situación extremadamente grave y peligrosa creada por las decisiones deliberadas de Bolsonaro”.

Asimismo, los sindicatos señalan que el mandatario ultraderechista ha “perpetuado los riesgos de contagio por Covid-19 al organizar reuniones con sus partidarios, acercarse a ellos sin mascarilla y promover un tratamiento médico muy cuestionable con hidroxicloroquina”, medicamento que no ha mostrado eficacia contra la enfermedad.

La querella se apoya en los principios del Estatuto de Roma, que estableció  en 1998 como crímenes internacionales principales: genocidio, crímenes contra la humanidad, crímenes de guerra y el crimen de agresión.

En el documento se acusa a Bolsonaro de cometer crímenes contra la humanidad al negarse a tomar medidas para proteger a los ciudadanos durante el brote y al no cumplir con la protección al pueblo brasileño que marca la Constitución del país sudamericano.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here