El Ejército de Chile determinó mantener la aplicación por sexto día del toque de queda en la región Metropolitana de Santiago, debido a que no cesan las protestas contra el Gobierno del presidente Sebastián Piñera. La medida rige desde las 22 horas del jueves a las 4 de la mañana del viernes.

El gobierno decidió aplicar esta medida desde que iniciaron las manifestaciones contra el aumento al precio del pasaje del metro en la capital del país andino el pasado 14 de octubre, medida que ya fue suspendida.

Al mismo tiempo, sigue vigente en Santiago el Estado de emergencia decretado el sábado por Piñera, medida que el mandatario extendió a otras ciudades, al tiempo que persistían este jueves las movilizaciones en contra de la política económica del Gobierno y la represión de fuerzas de seguridad, que deja un saldo parcial de 18 muertos.

Las demandas sociales han crecido tras el ya congelado incremento del transporte, y exigen otros cambios en un país como Chile donde es evidente la desigualdad y las dificultades para acceder a servicios como el agua, la educación o la salud.

Asimismo, la alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, la chilena Michelle Bachelet, anunció el envío de una misión a su país para investigar posibles violaciones a las libertades fundamentales durante las protestas.

Bachelet escribió en su cuenta de Twitter que “tras monitorear la crisis desde el comienzo, he decidido enviar una misión de verificación para examinar las denuncias de violaciones a los derechos humanos en Chile”.

Añadió que “parlamentarios y el Gobierno han expresado su interés en recibir una misión” de la Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here