Un estudio piloto realizado por investigadores de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos publicado esta semana en la revista académica JAMA, indica que algunos ingredientes que contienen los protectores solares pueden acumularse en cantidades significativas en el torrente sanguíneo.

En el estudio se analizaron los ingredientes activos avobenzona, oxibenzona, octocrileno y ecamsula, presentes en 4 diferentes productos, incluidos 2 aerosoles, una loción y una crema.

Un total de 24 personas de diferentes edades, sexo y raza participaron en el ensayo, y a los voluntarios se les aplicó una porción de determinado protector solar en el 75 % de la superficie de sus cuerpos 4 veces al día, y durante 4 días seguidos, el doble de la cantidad que se aplicaría en condiciones normales.

De igual forma, durante los 4 del ensayo y 3 días después, se realizaron análisis de sangre a los participantes, y los resultados de los análisis revelaron que la concentración plasmática de los ingredientes químicos de los 4 productos superó los niveles establecidos por la Administración, de 0.,5 nanogramos por mililitro, desde el primer día de la aplicación de los protectores solares.

Los responsables del ensayo indicaron que el hecho de que se haya demostrado una absorción sistémica por encima de los niveles recomendados no significa que esos ingredientes sean inseguros y que la gente deba dejar de usar protectores solares.

Sin embargo, los hallazgos del estudio plantean preguntas sobre los beneficios de estos productos y sus riesgos para la salud, señalando que se requieren estudios adicionales para determinar los efectos de la acumulación de ingredientes activos en el torrente sanguíneo y definir la dosis óptima para prevenir el cáncer de piel.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here