Un estudio de la Universidad de Helsinki asegura que los productos que contienen el elemento llamado L-cisteína son eficaces para quitar el dolor de cabeza, las ganas de vomitar, ansiedad y otras consecuencias de una noche de tragos.

Y es que la L-cisteína es un aminoácido que presente en una gran cantidad de productos como huevo crudo, semillas de girasol o granos frescos de garbanzo.

Para demostrar la eficiencia de la L-cisteína, los investigadores realizaron una serie de experimentos. Un grupo de voluntarios con síntomas de resaca tomó pastillas con L-cisteína mientras que otro recibió una sustancia placebo.

La dosis de alcohol fue de 1,5 gramos por un kilo del peso corporal de la persona, y se consumió durante 3 horas. A los que se sometieron a la prueba les midieron el contenido de alcohol en el aire exhalado y el nivel de alcohol en sangre. Además, les pidieron llenar una encuesta a la mañana siguiente para evaluar la gravedad de los síntomas.

Según los científicos, el estudio ha mostrado una relación estadísticamente significativa entre la L-cisteína y una disminución de los síntomas de resaca. Es decir, la L-cisteína redujo el dolor de cabeza, las náuseas, el estrés y la ansiedad”.

En la Universidad de Helsinki insisten en que es el primer estudio en el mundo que demuestra que un simple aminoácido como L-cisteína disminuye la resaca.

Además de consumir huevo crudo, hay otros consejos para curar la resaca:

Beber mucha agua. El consumo excesivo de alcohol deshidrata el organismo, lo que causa dolor de cabeza.

Ingerir bebidas isotónicas.

Un té caliente con mucha azúcar y limón.

Tomar ibuprofeno o aspirina. No se recomienda el paracetamol, ya que en conjunto con el alcohol puede intoxicar aún más el organismo.

Y lo más importante: no pasarse con la cerveza la noche anterior. Recuerden que ante todo está la salud. (Sputnik)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here