Para José Ángel Gurría, secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, tomará años al mundo recuperarse de los efectos económicos de la pandemia de COVID-19, mismos que superan a la pasada crisis financiera, y en entrevista con la BBC, consideró como “ilusión” suponer que la recuperación económica será rápida.

El mexicano señaló también que las consecuencias se verán en los próximos años, aunque que por ahora el número de empleos perdidos y empresas cerradas es incierto.

Gurría Advirtió que la mayoría de las economías más grandes del mundo van a entrar en recesión en los próximos meses, ya que tendrán al menos 2 trimestres consecutivos de retroceso económico. Más aún, aunque no hubiera recesión mundial, muchas economías carecerán de crecimiento, incluidas las más grandes, por lo que este año tendrán crecimiento bajo y llevará más tiempo recuperarse en el futuro.

El titular de la OCDE comparó la incertidumbre económica por el COVID-19 con el impacto económico por los atentados del 11 de septiembre de 2001 o la crisis financiera de 2008 y aseguró que las supera.

Apuntó que la razón de que la incertidumbre sea mayor es que se ignora cuánto tiempo va a tomar superar el desempleo, pues no se sabe cuántas personas quedarán sin trabajo, y tampoco se sabe cuánto tiempo va a tomar mejorar la situación de cientos de miles de pequeñas y medianas empresas.

Finalmente, llamó a romper con las reglas de endeudamiento para enfrentar la crisis, pero advirtió que habrá consecuencias para aquellos países con déficits y deudas más grandes, y señaló que la curva que más puede retratar la situación económica por el COVID-19 es la de una “U”, es decir, una caída y un periodo largo negativo, antes de que venga la recuperación.

Llamó a tomar las medidas necesarias para evitar que la situación económica se asemeje a una “L”, es decir, caída, periodo largo negativo pero sin recuperación. (Notimex)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here