Bruce Lee, quien es recordado hoy a 80 años de su natalicio, forma parte de las leyendas del cine y es considerado en experto en artes marciales más destacado de la pantalla grande.

Nacido en San Francisco el 27 de noviembre de 1940 en el año del dragón vivió su infancia en Hong Kong, donde se adentró muy joven en las artes marciales chinas del Taichí con su padre, y luego el estilo Wing Chun con el maestro Ip Man. Apenas tenía 13 años de edad y aunque desde niño apareció en películas interpretando a niños y posteriormente a adolescentes, optó por retornar a Estados Unidos a los 18 años para estudiar filosofía en la Universidad de Washington.

Su primera aparición cinematográfica fue a los 2 meses de edad en Golden Gate Girl, también conocida como Tears of San Francisco;​ película grabada en San Francisco en 1940, pero se estrenó un año en 1941.​ Posteriormente, Bruce rodó alrededor de 20 películas más y en todas figuró su nombre artístico, Lee Siu Lung , que significa el “Pequeño Dragón Lee”;  apodo que llevó el resto de su vida y fue adquirido en la película de 1948, Wealth is Like a Dream.​

Lee estudió el pensamiento de filósofos occidentales y orientales provenientes del taoísmo y comenzó a entrenar a sus compañeros de universidad en el arte del kung-fu chino, tiempo en el cual abrió su primera escuela de artes marciales: el Jun Fan Gung-Fu Institute, en Seattle, replicando la experiencia en Oakland y Los Ángeles). Gracias a sus experiencias marciales en boxeo, esgrima occidental, judo, eskrima filipina, muay thai, y tangsudo, Bruce tuvo nuevas ideas sobre el entrenamiento de las artes marciales, lo que condujo a la creación de su sistema, el Jun Fan Gung-Fu.

Lee llegó a crear su propio método de combate llamado Jeet Kune Do o «el camino del puño interceptor. Mientras hacía esto, Bruce se convirtió en una celebridad a través de la serie de televisión The Green Hornet.

En febrero de 1966, se le ofreció un papel secundario en la serie televisiva interpretando a Kato, donde trabajó junto a Van Williams. El éxito que obtuvo esta serie fue más allá de la pantalla chica, ya que Bruce mostró una innovadora técnica de lucha, desconocida por ese entonces para el público estadounidense acostumbrado a las peleas de boxeo; la serie duró una temporada y terminó exitosamente en 1967.

“The Green Hornet” trata de un vigilante enmascarado, el cual en los registros policiales aparece como malhechor, pero en realidad es Britt Reid, dueño y editor del periódico Centinela. Su doble identidad es sólo conocida por su secretaria Lenore Casey y el Fiscal de distrito Frank P. Scanlon. Lucha contra el crimen con la ayuda de su compañero Kato, quien es experto en las artes marciales y genio, capaz de crear un auto con paneles especiales que lo hacen invisible, como también a prueba de balas.

Bruce Lee apareció en otros filmes y capitalizó su éxito luego de la fama adquirida en la televisión, pero no tuvo mucho tiempo para disfrutarla, porque su vida terminó de manera abrupta en Kowloon, Hong Kong, el 20 de julio de 1973 con solo 32 años de edad debido a una hipersensibilidad alérgica al meprobanato, uno de los componentes químicos del Equagesic, analgésico para el dolor de cabeza

El 10 de mayo de ese año, en las sesiones de doblaje de Enter the Dragon en los estudios Golden Harvest, Bruce empezó sentirse mal y decidió ir al baño para refrescarse, donde comenzó a tener convulsiones y vómitos hasta que sufrió un colapso y perdió el conocimiento. Personal de los estudios lo llevó de inmediato un hospital, donde lo examinaron a fondo y le salvaron la vida.

Par de meses después, el 20 de julio de 1973, Bruce estaba en su casa de Kowloon revisando el guion de otra cinta, Game of Death, con Raymond Chow, en la cual discutían incluir a la actriz taiwanesa Betty Ting Pei para un papel en la película.  Lee se dirigió a la casa de Betty para hablar sobre el guion de la película, y tras un rato conversando, Bruce sintió un fuerte dolor de cabeza y Betty dio un analgésico con receta médica llamado Equagesic que le sumió en una profunda inconsciencia de la cual ya no se repondría.

Por la noche, Chow llamó a la casa de Betty para saber por qué Bruce no había acudido a una cena pactada, y cuando la actriz fue a la recámara donde Lee estaba dormido, no pudo despertarlo y de inmediato llamó a un médico de urgencias, quien al ver el estado de Lee, llamó a una ambulancia que lo  trasladó al Queen Elizabeth Hospital, a donde llegó clínicamente muerto.

El filme Enter the Dragon se exhibió en Hong Kong 6 días después de su muerte, fue estrenado en Estados Unidos en agosto de ese año y tuvo un enorme éxito de taquilla, solo detrás de El exorcista y por encima de películas como Serpico, High Plains Drifter y La soga de la horca. La película fue catalogada en el 2004 como «culturalmente significante e importante» por la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos y seleccionada para ser preservada en el Registro Nacional de Cine.​

Bruce Lee se ganó un sitio en el Paseo de las estrellas de Hong Kong, así como en  el Paseo de la Fama de Hollywood, y en 1993 le fue concedido de manera póstuma el Premio de Oro al Éxito de Toda la Vida de la Industria Cinematográfica de Hong Kong.74​

Lee fue elegido en 1999 por la revista TIME como uno de los 100 hombres más influyentes del siglo XX, y su vida ha sido llevada al cine y a la televisión; en 1993 se estrenó la película Dragon: The Bruce Lee Story con la participación de Jason Scott Lee como Bruce Lee.

Su hijo Brandon, también fue actor y al igual que su padre participó en filmes de artes marciales, pero su carrera se vio truncada luego de un accidente en donde murió por negligencia de terceros en el set de grabación de The Crow, al recibir un balazo en una escena que posteriormente fue quemada.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here