El título del fútbol mexicano se va de nuevo a Monterrey, luego de que Tigres mantuviera el 1-0 conseguido en el juego de ida en su casa del universitario, y con el empate sin goles de este domingo en el Nou Camp, se proclamó campeón del torneo clausura 2019 con global de 1-0.

Entrada hasta la bandera en el campo leones, y un público hambriento de otro título, una estrella más en el escudo, que no llegó.

El primer tiempo mostró exactamente la característica de cada equipo en esta final. León, líder del torneo, espectacular, máximo ganador y con un juego muy ofensivo, pero poco experimentado en estas lides, por su parte, Tigres, canchero, experimentado, con un juego menos vistoso pero muy efectivo, muy experimentado en finales.

León salió a atacar y estuvo cerca de la meta de Nahuel Guzmán los primeros 20 minutos, pero conforme siguió avanzando el reloj, Tigres fue tomando confianza y controlando el balón, enfriando los ímpetus leoneses al paso de los minutos.

Los locales, con su poder ofensivo mermado por el viaje de uno de sus mejores anotadores al campeonato sub 20 en Polonia (Macías), perdieron a su goleador, Mena, quien salió lesionado poco antes de terminar la primera parte.

Así acabó el primer lapso, con los regios controlando el partido y paseando la pelota, ante unos guanajuatenses desorientados y con un ataque muy disminuido.

Para la segunda mitad, la película fue casi la misma, con los locales saliendo a atacar, y los visitantes buscando congelar la pelota, desesperar al rival, dormir el juego y mantener el balón lejos de la meta de Guzmán.

león, con pocas armas para atacar, se vio chato y no pudo. Ganó el equipo que sabe jugar finales, no el que mejor fútbol desarrolló en el torneo regular, en una serie de 2 juegos que quedó a deber.

Tigres es un gran campeón…4 goles en 6 partidos de liguilla le dieron el campeonato

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here