Lo hizo finalmente: Theresa May, anunció este viernes su  decisión de  dimitir como jefe del partido conservador el 7 de junio venidero, luego de 3 tres años al frente del Gobierno británico, pero mantendrá aún su cargo de primera ministra de Gran Bretaña.

May se reunió en la residencia oficial de Downing Street con el presidente de su grupo parlamentario, Graham Brady, para diseñar el proceso de su partida, luego de que ya no pudiera lidiar con las fuertes presiones internas de su partido a raíz del  fracaso de su gestión en el proceso del “brexit.

“Lamento no haber podido gestionar con éxito el “brexit”, afirmó la aún primera ministra y señaló, al borde de las lágrimas, que es algo que “siempre lamentará profundamente”

La conservadora estará al frente del gobierno durante el proceso de elección interna quien ocupará su puesto, tras la visita del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, entre el 3 y el 5 de junio.

May informó de que ha comunicado a la reina Isabel II su decisión, destacando que  “he luchado para hacer que el Reino Unido sirva no solo a unos pocos privilegiados sino a todo el mundo y cumplir con el resultado del referéndum”. Pronto dejaré el trabajo que para mí ha sido el honor de mi vida servir.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here