La primera ministro británica Theresa May, ha dicho hoy que “que no obstaculizará el camino” para que su partido elija un nuevo líder antes de que se inicie con la  Unión Europea la parte final de la negociación de relación comercial bilateral.

En un comunicado de la oficina de May, la premier reconoce que sus diputados desean “un nuevo enfoque, un nuevo liderazgo en la segunda fase de las negociaciones del ‘brexit”, y que ella “no obstaculizará el camino” , apuntando que está dispuesta a dejar este trabajo “antes de lo que pretendía a fin de hacer lo que es mejor para el país y para nuestro partido”.

La dirigente británica pidió a cambio de su dimisión que sus parlamentarios, divididos sobre el proceso de salida de la Unión, al grado de boicotearla, que respalden el pacto que negoció en noviembre pasado con el organismo comunitario y que fue rechazado en dos ocasiones en el parlamento británico.

“Pido a todo el mundo en esta sala que apoye el acuerdo para que podamos completar nuestro deber histórico, cumplir la decisión del pueblo británico y dejar la Unión Europea de forma tranquila y ordenada”, afirmó May en el encuentro con la bancada conservadora.

Con esta oferta de dimisión, destinada a aplacar al sector más euroescéptico, May confía en que su tratado pueda ser finalmente aprobado quizás esta misma semana.

Se desconoce si la oferta de May de dejar su puesto para que potencialmente pudiera pasar a manos de un “tory” más euroescéptico logrará persuadir a los diez diputados del ultraconservador Partido Democrático Unionista (DUP) de Irlanda del Norte, socios parlamentarios del Gobierno en minoría.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here