El gobernador de Texas, Greg Abbott, aseguro que estaba dando marcha atrás las restricciones relacionadas con el coronavirus, al levantar la obligación del uso de mascarillas en todo el estado.

Asimismo se permitirá la reapertura de todas las empresas en la entidad del sur estadounidense.

En rueda de prensa, Abbott expresó que
“a partir del próximo miércoles, todas las empresas de cualquier tipo pueden abrir al 100%, lo que incluye cualquier tipo de entidad en Texas”.

Dijo también que estaba terminando ” el mandato de máscaras en todo el estado”.

Apenas el lunes, la directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estsdos Unidos, Rochelle Walensky, dijo que ahora no es el momento para que los estados relajen las medidas de salud pública implementadas para prevenir la propagación del nuevo coronavirus.

Sin embargo, el sentido común no parece ser una virtud en el gobernador de Texas

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here