El fuerte sismo de magnitud 6,4 sacudió el lunes por la tarde el norte de Filipinas, y de acuerdo con reportes oficiales, el número de fallecidos en el terremoto se ha elevado a 16 y este martes volvió a temblar..

Mientras tanto, cuerpos de socorro mantienen la búsqueda de varias personas que quedaron atrapadas bajo los escombros en un edificio que se vino abajo cerca de la capital, Manila.

Asimismo, se informa que la magnitud del movimiento telúrico del lunes fue de 6.4 y no de 6.3 como se estableció en un principio, de acuerdo con el Instituto Geológico de Estados Unidos, en la isla de Samar, en el archipiélago de Visayas.

Filipinas se ubica en el “Cinturón de Fuego” del Pacífico, zona de intensa actividad sísmica donde se producen la mayoría de erupciones volcánicas y terremotos del planeta.

Además, las autoridades dan cuenta hasta el momento de más de 400 réplicas del terremoto, que provocó importantes daños en el aeropuerto internacional Clark, el aeródromo secundario de la capital, y generó escenas de pánico entre la población.

El sismo, considerado el más potente que se registra en filipinas en años,  afectó también iglesias erigidas hace varios siglos que en los últimos días habían recibido a una multitud de fieles para las misas de Semana Santa.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here