Un grupo de cirujanos del hospital británico John Radcliffe de Oxford utilizó por primera vez en la historia un método de terapia genética en el tratamiento de degeneración macular asociada con la edad.

Se trata de unas novedosa forma de tratar este tipo de ceguera.  Previamente, sus métodos se utilizaban para curar algunas enfermedades hereditarias menos frecuentes, como la coroideremia o la amaurosis congénita de Leber.

El equipo encabezado por el profesor de oftalmología de la Universidad de Oxford Robert McLaren inyectó en el globo ocular de una paciente de 80 años un virus que contiene un gen sintético con el objetivo de hacer retroceder la enfermedad.

El virus ataca a las células del epitelio pigmentario de la retina, corrigiendo el defecto genético que hace que las células produzcan proteínas hiperactivas que atacan las células de la retina como si éstas fueran bacterias, en vez de las proteínas necesarias al sistema inmune.

El ADN que contiene el virus inyectado estimula la producción de las proteínas correctas, recuperando el paciente la vista. Anteriormente, la degeneración macular era considerada como un trastorno irreversible. Sin embargo, ahora la operación, en caso de resultado positivo, puede ser realizada solo una vez en la vida.

Se estima que en el año 2020 habrá en el mundo 196 millones de personas afectadas por esta enfermedad, cifra que aumentará a los 288 millones en 2040.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here