El presidente Donald Trump afirmó que los aranceles aplicados a importaciones chinas valoradas en 200 mil millones de dólares aumentarán el próximo viernes 10 de mayo del 10 al 25%.

Además, Trump amenazó a través de su cuenta de Twitter con imponer “en breve” aranceles del 25% a otros productos chinos valorados en 325 mil millones de dólares que al día de hoy no están sujetos a impuestos, al tiempo que lamentó que las negociaciones para llegar a un acuerdo comercial con China “continúan, pero muy lentamente”, ya que Pekín “intenta renegociar”.

De acuerdo con el magnate, hoy día ingresan a Estados Unidos productos chinos “sin gravar” por valor de 325 mil millones de dólares, a lo que pretende poner fin con este arancel del 25%.

El presidente Trump advirtió a finales del año pasado que si no alcanzaba un acuerdo con China antes del 1 de marzo tomaría esta medida, y había optado por prorrogar este plazo para dar margen a las negociaciones de ambas naciones.

Por su parte, China adoptó desde diciembre pasado, medidas de buena voluntad, bajando los aranceles a vehículos importados de Estados Unidos, además de la reanudación de la compra de soja y la presentación de un proyecto de ley para prohibir la transferencia forzada de tecnología.

Sin embargo Estados Unidos quería que Pekín se comprometiera también  a cambios estructurales en su economía para proteger la propiedad intelectual de las empresas estadounidenses, como condición para no elevar sus aranceles a China, que afectan desde textiles y alimentos hasta a combustibles.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here