Un estudio publicado en la revista eLife, explica que la temperatura corporal de las personas ha disminuido en los últimos 150 años.

 

La comunidad médica ha aceptado la medida de 37 grados centígrados como la temperatura normal del organismo humano, desde que fue establecida por primera vez por el médico alemán Carl Reinhold August Wunderlich en 1868. Sin embargo, investigaciones actuales sugieren que es una cifra “demasiado alta”, ya que se ha demostrado que la temperatura corporal ha decaído progresivamente.

 

Para llegar a sus conclusiones, expertos de la Universidad de Stanford han analizado 67 mil 423 medidas recolectadas en Estados Unidos entre 1862 y 2017, y luego de confirmar las tendencias de la temperatura, determinaron que los hombres nacidos entre principios y mediados de 1990 tienen una temperatura promedio  0,59 grados centígrados menor que aquellos nacidos a principios de 1800.

 

Las mujeres nacidas entre principios y mediados de la década de 1990, tienen en promedio 0,32 grados centígrados menos que las mujeres nacidas en la década de 1890. Los científicos explican que este enfriamiento se relaciona con la reducción de la tasa metabólica, que es la energía que el cuerpo utiliza para el correcto funcionamiento del organismo.

 

Según Julie Parsonnet, una de las autoras del estudio, una de las causas puede deberse a que la población ha experimentado una disminución de la inflamación que produce proteínas y citosinas que aceleran el metabolismo y elevan la temperatura, ya que la salud pública ha mejorado en los últimos 200 años con mejores tratamientos e higiene, mayor disponibilidad de alimentos y mejores niveles de vida.

 

Agrega que “el entorno en el que vivimos ha cambiado, incluida la temperatura en nuestros hogares, nuestro contacto con microorganismos […] en realidad estamos cambiando fisiológicamente”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here