Este 25 de febrero recordamos que un día como hoy, pero de 1943. nació George Harrison, en Liverpool, Inglaterra, el miembro más joven de los Beatles y cuyo sonido definió en gran medida, y para muchos, el carácter del grupo. Hace ya 78 años.

George nació en el seno de una familia católica de ascendencia irlandesa por parte de su madre, Louise, y fue el único Beatle cuya infancia no fue empañada por la muerte o el divorcio de sus padres.

Abandonó la escuela en 1959, y alternó durante poco tiempo a su afición a la música con un trabajo de aprendiz de electricista, entrenamiento que ayudó a hacer de Harrison el miembro más eficaz del grupo a la hora de experimentar nuevos sonidos y arreglar equipos.

Se unió a Mc Cartney y Lennon en el grupo The Quarrymen a quien escuchó por primera vez durante un concierto el 6 de febrero de 1958. Harrison ofreció una audición para The Quarrymen con el objeto de unirse a ellos en marzo de ese mismo año y se sumó al grupo cuando tenía solo 15 años de edad. En un principio, Harrison no podía considerarse como un guitarrista virtuoso, pero a mediados de los 60, la práctica hizo de George un guitarrista más fluido y creativo, realizando las labores de guitarrista principal y rítmico

Durante la Beatlemanía, Harrison fue caracterizado como el “Beatle tranquilo” o el “Beatle Silencioso”, debido a su carácter introspectivo y su tendencia a un segundo plano en las conferencias de prensa. A pesar de la imagen de “Beatle tranquilo”, la mayoría de compañeros y amigos, como Eric Idle, miembro de Monty Python, aseguran que en las distancias cortas era hablador y dicharachero.

Harrison escribió su primera canción, “Don’t Bother Me” en 1963, con el fin de probar “si era capaz de componer una canción”, misma que fue publicada en el álbum With the Beatles de 1963.  Para el álbum Help! , contribuyó con los temas “te necesito y “Me gustas demasiado”.

Harrison fue el vocalista en todas las canciones compuestas por él en su etapa con The Beatles y también cantó temas de otros artistas, incluyendo “Cadenas”, “Quieres saber un secreto”, “Al compás de Beheethoven”, “El Diablo en su Corazón”, “Soy feliz al bailar contigo”, y “Todas quieren ser mis chicas”

En 1965, fue pionero en introducir música hindú en occidente a través de instrumentos como el sitar, utilizado en temas como «Bosques Noruegos» y contribuyó a la fama Beatle con otras canciones como ‘Cobrador de Impuestos, “Mientras llora mi guitarra” “Ahí viene el Sol”, y su tema cumbre, ‘Something’.

Harrison mantuvo un especial interés por la cultura y religión hindú a través del movimiento Hare Krishna e introdujo a sus compañeros de The Beatles en la filosofía oriental a través del maharishi Mahesh Yogi, determinante en la evolución musical del grupo desde la grabación de The White Album en 1968.

Tras la disolución de Los Beatles, Harrison publicó All Things Must Pass (1970), primer álbum de un beatle en solitario que alcanzó el primer puesto en la lista Billboard 200. Su carrera solista fue irregular, y luego del éxito de su primer disco no consiguió mantener el mismo nivel, pese a que su obra merece ser escuchada.

También organizó con Ravi Shankar The Concert for Bangla Desh (1971), primer concierto benéfico de la historia de la música rock y fue el  precursor de eventos benéficos como Live Aid.

A lo largo de su carrera, obtuvo varios éxitos musicales con sencillos como «Mi Dulce Señor,  «Dame amor dame paz”, y participó como guitarrista en grabaciones de una músicos y grupos como Badfinger, Ron Wood, Billy Preston y Eric Clapton,  cofundando con Bob Dylan, Jeff Lynne, Roy Orbison y Tom Petty el grupo Traveling Wilburys.

Entró en el Salón de la Fama del Rock and Roll de forma póstuma en 2006, y la revista Rolling Stone lo situó en el puesto 11 de la lista de los 100 guitarristas más grandes de todos los tiempos. De forma paralela a su trabajo como músico, Harrison también fue productor musical y cinematográfico. En 1974 fundó Dark Horse Records, sello independiente bajo el que publicó sus discos desde Thirty Three & 1/3(1976) hasta Brainwashed (2001), y creó HandMade Films, productora que financió largometrajes como La vida de Brian y Time Bandits.

A mediados de los 90, y debido en parte a su condición de fumador, Harrison libró una batalla contra el cáncer, eliminado en operaciones primero de la boca y posteriormente del pulmón, pero el mal reapareció en 2001, y a pesar de los tratamientos, descubrió que era terminal y decidió pasar sus últimos días en familia y trabajar en algunos proyectos para ser terminados por su esposa e hijo.

Harrison falleció en una mansión propiedad de Paul McCartney en Hollywood Hills, Los Ángeles, el 29 de noviembre de 2001 a la edad de 58 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here