La cancillería rusa declaró que son infundadas las acusaciones del Equipo de Investigación Conjunta, en el sentido de que militares rusos están detrás del derribo del vuelo MH17 en 2014 en Ucrania.

En un comunicado el Ministerio ruso expresó su “decepción” por las declaraciones hechas por dicho Equipo, “sobre la supuesta implicación de militares rusos en la catástrofe del Boeing malasio МН17”.

El 17 de julio de 2014, el vuelo de la compañía Malaysia Airlines que se dirigía de Ámsterdam a Kuala Lumpur, fue alcanzado por un misil cuando sobrevolaba la provincia de Donetsk, en el este de Ucrania, zona de enfrentamientos entre tropas ucranianas y milicias pro rusas. Los 298 ocupantes de la aeronave, en su mayoría neerlandeses, murieron.

Rusia señala que “una vez más se lanzan acusaciones absolutamente infundadas, encaminadas a desprestigiar a la Federación de Rusia ante la comunidad internacional”.

El texto destaca que “Rusia ha cooperado con Países Bajos de manera activa y ha proporcionado toda la información que tiene sobre la catástrofe del MH17”, subrayando que “en el marco de esta cooperación las entidades competentes rusas realizaron un volumen colosal de trabajo inaudito”.

Recordó que “fueron desclasificados datos sobre equipos militares rusos”,  el consorcio ruso Almaz-Antey, fabricante de los misiles Buk, “realizó un experimento complicado”, y Rusia entregó “datos de radar primarios y documentos que prueban el origen ucraniano del misil que derribó el Boeing malasio” .

La Cancillería apuntó que “los investigadores internacionales apartaron a Moscú de una participación en el Equipo de Investigación, mientras que Ucrania, se convirtió en pleno miembro al obtener la oportunidad de “inventar las pruebas y reducir a la nada su responsabilidad por no haber cerrado su propio espacio aéreo”.

Al mismo tiempo el Ministerio ruso aseguró que “la Federación de Rusia continuará cooperando para que se revele la verdad sobre el MH17 y los verdaderos culpables de lo sucedido reciban un castigo justo”.

Tres rusos y un ucraniano serán juzgados por asesinato en Holanda, acusados del  derribo del avión de pasajeros, anunció el equipo que investiga la catástrofe. Los rusos Serguéi Dubinski, Igor Guirkin y Oleg Pulatov, así como el ucraniano Leonid Jarchenko serán las primeras personas enjuiciadas en este caso acusados de asesinato y de haber causado el derribo del aparato. Sin embargo, es probable que sean juzgados por contumacia, pues Rusia y Ucrania no extraditan a sus ciudadanos procesados en el exterior.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here