El 21 de enero de 2019 se producirá un eclipse total de luna que se podrá observar desde el territorio de varios continentes, fenómeno que se conoce también como ‘superluna de sangre de lobo’.

Ese día, el satélite natural se acercará más a la Tierra y por lo tanto parecerá más grande de lo habitual a las 05:12 GMT.

El satélite, en fase de luna llena, estará completamente envuelto en un manto rojizo o anaranjado,  y serán los habitantes de América el Norte, América del Sur, oeste de Europa y África quienes podrán observar el fenómeno.

Este nombre no tiene que ver con la nomenclatura científica. “Los científicos y los astrónomos no llaman a estos eventos comunes lunas de sangre, al menos no en serio”, escribió el periodista científico Ryan Mandelbaum en Gizmodo.

El color rojizo del satélite es un reflejo del estado de la atmósfera de la Tierra: la astrónoma Pamela Gay explicó al portal Space.com que “una Luna de color sangre es creada por las cenizas de incendios y volcanes, tormentas de polvo y polución que se filtran por la luz solar a medida que se dispersa alrededor de nuestro mundo”.

Durante la noche del 28 de junio de 2018, varios países pudieron observar el eclipse lunar más largo del siglo XXI, durante el cual el satélite también se tiñó de rojo.

A aquel fenómeno se le llamó la ‘luna de sangre’.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here